29 septiembre, 2021

Biles: petrifica no tener sincronizados cuerpo y mente

 

 

+“No sé qué hacer”, reconoce

+Es el sentimiento más raro”, afirma

+Se retiró de las pruebas por equipos y el all-around femenino en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

 +Abandonó debido a problemas para gestionar la presión que le generan las altas expectativas, revela

+Padece episodios, dice, donde pierde la referencia en el espacio, lo que en su disciplina se conoce como la pérdida de figura (twisties)

 +Situación que a veces se refuerza con el estrés y puede poner en peligro a los deportistas

 +El presidente del COI, Thomas Bach, la califica de “valiente”

 

Ciudad de México, 31 de julio (BALÓN CUADRADO/Agencias).- La estrella de la gimnasia estadounidense Simone Biles se retiró de las pruebas por equipos y el all-around femenino en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 debido a problemas para gestionar la presión que le generan las altas expectativas. Reveló que padece episodios donde pierde la referencia en el espacio. En su disciplina se conoce como la pérdida de figura (twisties). Situación que a veces se refuerza con el estrés y puede poner en peligro a los deportistas.

Narró, además, que tiene dificultades literalmente en cada aparato. Con lo que alimentó las dudas sobre su regreso.

Biles evocó los “demonios en su cabeza” para explicar su renuncia a competir, que se podría extender a las finales por aparatos, las cuales comienzan el domingo.

En un video publicado en Instagram durante el entrenamiento de ayer, se le puede ver aterrizando con la espalda en las almohadillas al final de sus movimientos.

“Nunca me había pasado en barras y viga, sólo en suelo y salto. Pero esta vez ha sido literalmente en cada aparato. Realmente da miedo”, mencionó Biles en su cuenta de Instagram.

“Esto no me había pasado antes de dejar Estados Unidos. Empezó por azar justo después de las clasificaciones”, reconoció.

Los problemas de referencias en el espacio amenazan su participación en las finales de salto y barras asimétricas el domingo, el lunes en suelo y el martes en viga.

“No sé qué hacer. Es el sentimiento más raro. Es sinceramente petrificante intentar hacer un movimiento, pero no tener la mente y el cuerpo sincronizados”, comentó la multimedallista

“A los que dicen que renuncio, no renuncio, mi mente y mi cuerpo sencillamente no están sincronizados, como pueden ver aquí (en el video).

“No creo que comprendan hasta qué punto esto es peligroso en una dura competición ni el porqué pongo en primer lugar la salud física y mental”, aseveró.

A su vez, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, calificó ayer a Simone Biles de “valiente”.

“Por un lado, admitió tener problemas, por lo que ya es valiente. Al mismo tiempo, aplaudió a sus compañeras y estuvo presente para apoyar a la que iba a sucederla en el palmarés del concurso general”, declaró el dirigente en un encuentro con la prensa.

Preguntó:

“¿Quién hace un año habría admitido tener problemas de salud mental?”

Respondió:

“Son grandes cualidades humanas”.

Describió que tuvo la ocasión de intercambiar algunas palabras con ella tras la competición por equipos.

“Admiro su manera de gestionar la situación”, añadió.

Bach también habló de los problemas de salud mental que padecen los deportistas de alto nivel. Además de Biles, varias estrellas han revelado sus afectaciones sicológicas, como la tenista japonesa Naomi Osaka.

“El tema mental es un gran reto durante esta pandemia y no sólo en el deporte. Nos encontramos con dos factores, el desafío de la pandemia y la presión de los deportistas. Debemos hacer todo lo posible para ayudarlos”, concluyó.