CIUDAD DE MÉXICO, 09 de mayo, (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).— Por Juan R. Hernández. Con la victoria de Emmanuel Macron, la primera lectura que se puede dar es que los franceses votaron en contra de la partidocracia y la segunda es que las encuestas no fallaron como ocurrió con el caso de Donald Trump en Estados Unidos, afirmó el presidente de Prospecta Consulting, Rafael Abascal.

“El 40% de los franceses le cerraron la puerta al nacionalismo y populismo, así como de una posible salida de la Unión Europea”, explicó.

Durante su participación en el programa “La Agenda de Carlos Ramírez y Roberto Vizcaino”, el especialista señaló que Emmanuel Macron ganó con el 66,1% de los votos mientras que su adversaria, la ultraderechista Marine Le Pen terminó con el 33,9%.

Sin embargo, el nuevo presidente, el más joven de la V República, se enfrenta al mayor nivel de votos blancos o nulos de la democracia y la mayor abstención desde 1969 pues cuatro millones de personas se desplazaron a las urnas para votar en blanco o dar un voto nulo, el 11,47% de los votantes frente al 4 o 6% habitual, señaló el experto.

Emmanuel Macron, agregó Rafael Abascal, comenzará su gestión con una victoria clara y contundente, pero enfrentará a una Francia dividida con la que tendrá que trabajar y hacer alianzas con todos los sectores como son el antiguo partido gobernante, los conservadores y a una Marine Le Pen que aunque salió perdiendo, se consolida como una fuerza de oposición.

“Los votos nulos y la abstención fueron un claro rechazo a la partidocracia; por Marine Le Pen votaron las personas que viven en las áreas rurales mientras que por Emmanuel Macron cotó personas que tienen niveles de estudio altos”, destacó.

En las próximas semanas veremos una reconfiguración del espacio político de Francia con expectativa de cambio, y sobretodo, de una redefinición de Marine Le Pen que buscará refundar este esquema de extrema derecha que en los próximos 5 años podrá darle buenos resultados para las próximas elecciones presidenciales.

Emmanuel Macron, finalizó el director de Prospecta Consulting, tiene grandes posibilidades de generar un gobierno fuerte que le permita resolver los principales problemas de Francia y de la Unión Europea.