CIUDAD DE MÉXICO, 10 de mayo, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- México superó a Irak y Afganistán para convertirse en la segunda zona de conflicto más mortal del mundo después de Siria, según un estudio de guerras en todo el mundo.

El número de víctimas fatales por la creciente guerra entre los cárteles criminales de México aumentó a 23,000 en el 2016, en comparación con 17,000 en Afganistán y 16,000 en Irak, según la encuesta anual de conflictos armados del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por sus siglas en inglés).

Ese nivel de derramamiento de sangre es aún más sorprendente, porque “México es un conflicto marcado por la ausencia de artillería, tanques o aviación de combate”, dijo el director general de IISS, John Chipman, en la presentación del estudio en Londres el martes. Prácticamente todas esas muertes fueron causadas por armas pequeñas.

[Las zonas de conflicto más letales en el 2016, por muertes.]

La mayoría de las muertes ocurrieron en estados mexicanos que se han convertido en “campos de batalla clave por el control entre carteles rivales y cada vez más fragmentados”, dijo, y la violencia aumenta cuando las pandillas intentan despejar áreas de rivales para monopolizar las rutas del narcotráfico.

Medio Oriente en general y Siria en particular siguieron siendo las regiones más peligrosas del planeta. El conflicto sirio, que comenzó hace casi seis años, ha costado la vida a más 50,000 personas.

Esto eleva el número total de muertes durante la guerra en el país a alrededor de 290,000, casi tres veces el número de muertos en Bosnia, a principios de los años noventa.

(Gestión)