CIUDAD DE MÉXICO, 11 de mayo, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- Por Mónica Camacho. El vicecoordinador del grupo parlamentario PT–Morena en el Senado de la República, Luis Miguel Barbosa Huerta, exigió a la Procuraduría General de la República (PGR) investigar a fondo la presunta ejecución de una persona que perpetró un soldado en la comunidad poblana de Palmarito Tochapan el 3 de mayo pasado, para confirmar los hechos y sancionar a todos los responsables.

De corroborarse la veracidad del material audiovisual que se difundió ayer sobre la actuación de los militares, se acreditaría que el desempeño de la fuerza castrense en asuntos de seguridad pública resulta riesgoso y poco confiable, alertó el legislador en entrevista.

El senador poblano insistió en que las indagatorias de la PGR y el Ministerio Público militar tienen que develar si se trató de una acción individual o la ejecución respondió a la instrucción de un superior jerárquico.

“Pudo haber sido una orden, ¿de quién?, pues jerárquicamente de quien está arriba del soldado. ¿Quiénes vieron eso, quiénes no lo impidieron, quiénes no lo denunciaron? Hay una serie de responsabilidades alrededor de eso que ocurrió”, explicó.

Anticipó que los organismos defensores de derechos humanos se sumarán a las investigaciones, porque el caso obliga a todas las instituciones del país a actuar. “No puede quedarse así”.

Ante las voces que justifican la actuación del soldado, por tratarse de un operativo de combate a vendedores de gasolina robada, Miguel Barbosa hizo un llamado a no perder la dimensión de las cosas, pues es “inadmisible” que esos actos se cataloguen como una consecuencia normal dentro una confrontación.

“El que ejecutó al delincuente, a la persona que se muestra en los videos, pues comete un delito gravísimo, un homicidio con todas las agravantes. También lo habrían cometido quienes consintieron, vieron, no denunciaron, quien dio la orden de ese hecho”, apuntó.

De paso, consideró poco probable que las grabaciones se encuentren manipuladas para implicar al ejército en violaciones graves a los derechos humanos y la respuesta que dio la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) a la denuncia mediática refuerza la versión de que exhiben hechos reales pues no rechaza la autenticidad de los videos.