CIUDAD DE MÉXICO, 11 de mayo, (FRANCISCO MONTAÑO / MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).— El Presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial, Héctor Larios Córdova, afirmó que los planteamientos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para renegociar o terminar con el el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no tienen sustento lógico y que los ataques a México forman parte de una estrategia político-electoral.

“Parece que es un tema de razonabilidad política con los estados que le hicieron ganar a él. Son estados en donde este discurso de atacar a México pega mucho. A México le ha significado un enorme desgaste, un momento de incertidumbre, la incertidumbre en la economía genera inestabilidad; inestabilidad que está controlada, pero que sí nos ha afectado”, reconoció.

Durante una reunión de trabajo con el Sr. Svein Roald Hansenm, presidente del Comité Parlamentario de la Asociación Europea de Libre Comercio, e integrantes de éste, el senador por Sonora dijo que lo que busca Estados Unidos es negociar tratados con México y Canadá por separado y evitar que estos países puedan defenderse ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Asimismo, insistió en que la amenaza del Presidente de Estados Unidos (EU) de renegociar el TLCAN o abandonarlo es una “enorme oportunidad” para que México diversifique su comercio, sobre todo con países de Europa.

Ante la delegación parlamentaria, Larios Córdova reconoció que el discurso de Donald Trump de ataque a México ha significado un enorme desgaste e incertidumbre, que ha generado inestabilidad económica que, aunque está bajo control, sí ha afectado a la economía nacional.

La certidumbre terminaría cuando sepamos qué temas realmente quiere negociar, afirmó.

Recordó que para poder iniciar una renegociación del TLCAN se requiere, primero, la ratificación del encargado de negociaciones comerciales de EU e indicó que la propuesta de Trump al Congreso, Robert Lighthizer, tiene “amplias posibilidades” de ser rechazada.

Larios Córdova explicó que el presidente Trump ha dicho que quiere acabar con el TLCAN por el déficit comercial que genera a su país; sin embargo, éste representa sólo el 5 por ciento del déficit total de EU.

Con Europa, China y Alemania, EU tiene un déficit mucho mayor, “de manera que decir que lo que quiere es combatir el déficit comercial notiene ninguna lógica, porque se va con el déficit más pequeño que tiene de los países socios con los que comercia”, indicó.

Otro argumento equivocado, abundó, es el que tiene que ver con la industria automotriz.

“México exporta a EU solamente dos de los 17 millones de autos que se venden en aquel país y son de bajo costo, porque la única manera de que compitan en el mercado americano es con un precio menor y por eso se producen en México” añadió.

Larios Córdova expuso que el 80 por ciento del comercio total de México se lleva a cabo con Estados Unidos y negó que el TLCAN haya provocado la concentración del comercio con ese país, como afirma su Presidente.

“Hace 25 años, cuando no había tratado, el comercio con EU era aún mayor que ahora, por lo que no es correcto decir que con el acuerdo comercial se haya concentrado el comercio con ese país, como afirma su Presidente”, dijo.

Larios Córdova confió en que, independientemente de lo que suceda con el TLCAN, el comercio entre México y EU seguirá siendo intenso y agregó que será muy difícil que un Presidente pueda romper esos lazos.

“Somos complementarios y la cercanía nos obliga a comerciar entre nosotros. Por ejemplo, en materia agropecuaria, nosotros producimos vegetales. De cada siete limones que se consumen, cuatro son producidos en México; de cada diez aguacates, ocho son producidos en México; en fin, somos muy complementarios, nosotros no producimos granos y los importamos prácticamente todos de Estados Unidos, trigo, sorgo, maíz, casi todo”, expuso.

Dijo que a pesar de que el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) no se concretó, México debe apostar por diversificar su comercio.

“Entonces ahora lo que se busca es ver también cómo nos integramos con China y a lo mejor hacemos un acuerdo de comercio con el Pacífico, en donde, tarde que temprano, Estados Unidos se tendría que sumar porque es un actor central en el comercio”, apuntó.