CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo, (POLITIQUERÍAS / CÍRCULO DIGITAL).- Los senadores del Grupo Parlamentario del PRI convocamos a las otras fracciones parlamentarias, que integran el Senado de la República, a fin de que la minuta de la Cámara de Diputados que se encuentra en esta Cámara, sobre el robo de hidrocarburos, pueda ser materia del periodo extraordinario que hemos propuesto celebrar en fechas próximas, junto con los temas del Fiscal Anticorrupción y el Fiscal General de la República, afirmó el senador Emilio Gamboa Patrón.

En el Grupo Parlamentario del PRI reconocemos que algunos estados de la República viven una situación crítica por la ordeña de ductos de Pemex y la comercialización ilegal de gasolinas, la cual se ha agravado en los últimos diez años, por ello el Congreso de la Unión está obligado a proporcionarle al Estado mexicano las herramientas legales que le permitan prevenir, combatir y sancionar los delitos que se están cometiendo en materia de hidrocarburos.

Las bandas del crimen organizado que ordeñan los ductos de Pemex son cada vez más poderosas, violentas y cobardes, utilizando como escudo a mujeres y niños de las comunidades donde ellos operan, para proteger sus acciones ilegales y seguir así cometiendo sus fechorías libremente.

Por eso los senadores del PRI reconocemos las medidas que, por instrucciones del Presidente Enrique Peña Nieto, vienen realizando diversas dependencias del Gobierno federal para trabajar de manera coordinada con los gobiernos de los estados y municipios, para combatir, de manera integral, las conductas ilícitas que se registran en algunas regiones del territorio nacional.

Los expertos en materia de seguridad reconocen que para la delincuencia organizada es más rentable el robo de gasolina que la operación del narcotráfico, así lo revelan las cifras alarmantes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y de Pemex, que reconocen que sólo en el 2016, estas bandas le han robado más de 21 mil millones de pesos a los mexicanos, recursos que debieron haberse invertido en escuelas, servicios de salud y programas sociales.

Por todo esto, el Grupo Parlamentario del PRI insiste en la necesidad de celebrar un periodo extraordinario de sesiones, en donde se aborden estos necesarios y urgentes temas y no dilatar más en llegar a los acuerdos y así encontrar una solución legal a las necesidades de los mexicanos en materia de seguridad interior.