NUEVO LAREDO, Tamaulipas, 22 de mayo, (MOMENTO INFORMATIVO / CÍRCULO DIGITAL).- Protección Civil del Estado descartó que haya sido un tornado el que afectó ayer la zona de Nuevo Laredo, generando severas afectaciones y el cierre del Puente Internacional III, y subrayó que se trató de una tromba con vientos fuertes, lluvias y actividad eléctrica.

El coordinador estatal de Protección Civil, Pedro Granados Ramírez, informó que ya se había boletinado a las dependencias del ramo en la frontera chica sobre la posibilidad de que se presentara este fenómeno metereológico, el cual provocó encharcamientos, vialidades cerradas, caída de árboles, cableado y espectaculares.

Mencionó que el municipio de Nuevo Laredo fue uno de los más afectados, principalmente en el Puente Internacional III, donde colapsó parte de su techumbre y se reportaron afectaciones a bodegas, por lo cual se vio en la necesidad de cerrar temporalmente.

Subrayó que aunque en redes sociales se manejaba el hecho de que había sido un tornado el causante de estos daños, «no tenemos evidencia ni testimoniales o grabaciones o fotos de que haya sido un tornado».

«En redes sociales circularon fotos de archivo, pero que no eran del fenómeno que afectó ayer Nuevo Laredo», dijo.

Puntualizó que en la zona de Reynosa a Matamoros, no hubo lluvia o vientos fuertes, siendo la principal afectación el colapso o caída de una línea de alta tensión, que generó la suspensión del servicio de energía eléctrica en toda esa zona.

El funcionario enfatizó que el servició comenzó a restablecerse desde anoche, y al momento se reporta un 90 por ciento del servicio ya regularizado en Reynosa, 90 en Río Bravo, 75 por ciento en Matamoros y 100 por ciento en Valle Hermoso.