CIUDAD DE MÉXICO, 24 de mayo, (ESFERA EMPRESARIAL / CÍRCULO DIGITAL).- El Banco de México (Banxico) celebró la publicación del Código Global de Conducta para los Mercados Cambiarios (Código), llevada a cabo este jueves en la ciudad de Londres, Inglaterra.

El banco central explicó que dicho reglamento es un conjunto de principios de buenas prácticas desarrollado al interior del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés) para proporcionar lineamientos comunes que promuevan la integridad y el funcionamiento eficaz del mercado cambiario al mayoreo.

Durante los últimos 24 meses, el Banxico participó muy activamente en su elaboración y anunció que se adherirá a este en lo relativo a sus operaciones de gestión de reservas internacionales y espera que sus contrapartes regulares en las operaciones cambiarias también se adhieran al mismo.

Por otro lado, el Banco de México fomentará la adopción del Código en los mercados locales, adelantó el instituto central a través de un comunicado.

Si bien la adherencia a dicha norma dependerá de la voluntad de los participantes del mercado, el Banco de México dará seguimiento a su implementación por firmas financieras en sus organizaciones corporativas y evaluará su efectividad, precisó.

Indicó que su elaboración y publicación fue promovida por todos los gobernadores que forman parte de la Reunión de la Economía Mundial del BIS (GEM, por sus siglas en inglés) que preside el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

Además, dijo, refleja un esfuerzo coordinado entre autoridades y participantes privados para fortalecer la confianza en los mercados cambiarios y que ello fomente un proceso más eficiente de búsqueda y formación de precios.

El Código se desarrolló dentro de un Grupo de Trabajo de los Mercados Cambiarios (FXWG por sus siglas en inglés) que contó con la participación de 16 bancos centrales del mundo, incluyendo al Banxico, en conjunto con un grupo muy activo de representantes del sector privado de los principales centros cambiarios de la orbe.

La compilación tiene 55 principios que cubren áreas que incluyen la ética, la transparencia, el gobierno corporativo y la administración de la información; además, aborda temas complejos como la negociación electrónica de divisas y las operaciones automatizadas a través de algoritmos.

El banco central mencionó que el Código tiene un carácter voluntario y no impone ninguna obligación regulatoria o legal. Al tratarse de un documento basado en principios, las entidades que lo firman son enteramente responsables de su implementación.

Sin embargo, añadió, ha sido elaborado con la intención de servir como complemento de las regulaciones locales y como un documento de referencia global en lo que respecta a procesos y buenas prácticas en el mercado cambiario.

En cualquier caso, las autoridades deben esperar de los participantes su cumplimiento sostenido y observable. De esta manera, se anticipa que todos los competidores del mercado cambiario observen el Código cuando efectúen sus operaciones en dicho mercado, puntualizó.