CIUDAD DE MÉXICO, 26 de mayo, (ATIZAPÁN HOY / CÍRCULO DIGITAL).- El Coordinador General de Comunicación Social y Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, reconoció que la radio y la televisión mexicanas han enriquecido y evolucionado la forma en la que nos informamos.

Al inaugurar la reunión del Consejo Directivo de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), destacó que el desarrollo de esta industria es una alta prioridad para el Gobierno federal.

Muestra de ello, dijo, es la Reforma en Telecomunicaciones promovida por el presidente Enrique Peña Nieto, que ha permitido el mejoramiento de la competencia y una evolución tecnológica en tiempo record.

Sobre los retos de la libertad de expresión, sostuvo que el gobierno del presidente Peña Nieto «manifiesta una profunda indignación por las agresiones a los compañeros del gremio, que lamentablemente se han recrudecido, y que no solo lastiman a los comunicadores, sino a la sociedad en su conjunto».

En ese sentido, Sánchez Hernández reiteró el llamado para que los comunicadores, empresarios y trabajadores de los medios de comunicación, se acerquen a los mecanismos institucionales de protección a la labor periodística.

En su oportunidad, el Director General de TV Azteca, Benjamín Salinas Sada, reconoció al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto por su compromiso con la defensa de la libertad de expresión.

«La tentación de censura no tiene cabida en sociedades democráticas, y nosotros defenderemos con todos los recursos a nuestro alcance, la libertad de expresión de cada medio», expresó.

Salinas Sada destacó que en TV Azteca tienen un dicho que aplica para la Asociación Internacional de Radiodifusión: «juntos somos fuertes y fuertes somos el futuro.»

A nombre de los radiodifusores del continente americano que visitan la Ciudad de México, reiteró el compromiso de la AIR de defender y preservar la libertad de expresión, ya que solo a través de ella tendremos «un México, una América Latina y un mundo más fortalecidos».

También recordó con agrado que México vio nacer a la AIR en el marco de su Congreso Fundacional de 1946, porque los radiodifusores mexicanos son grandes emprendedores.

Por su parte, Edgar Pereda Gómez, a nombre de la industria de radiodifusión mexicana, dijo que «hoy la lucha de la AIR y de sus socios no debe ser otra que la lucha por la legalidad y la libertad de expresión».

La CIRT y la AIR, dijo, tienen fines comunes, ambas nacieron a la luz de la libertad de asociación y la libertad de expresión, dos valores ejes de la relación de los medios con la sociedad y con la autoridad.