CIUDAD DE MÉXICO, 26 de mayo, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- Policía británica ha revelado las imágenes de los restos de la bomba que fue usada en el Manchester Arena tras finalizar el concierto de la cantante Ariana Grande donde murieron 22 personas y 59 resultaron heridas. De acuerdo con las autoridades el artefacto explosivo estaba muy bien elaborado, más de lo que se creía.

Expertos han detallado que el atacante suicida, Salman Abedi tenía la bomba en una mochila Karrimor y podría haber tenido el detonador en la mano izquierda, informa The New York Times.

El dispositivo se construyó con conocimiento y cuidado, por lo que se cree que el atacante sí trabajaba para una célula terrorista que le ayudó a armar la bomba, la cual contenía un gran número de tuercas y otros pedazos de metal utilizados como metralla, es decir que cuando explotó salieron volando provocando la muerte de quienes se encontraban a su alrededor.

“Se sabe que la mayoría de las víctimas ocurrieron en un círculo casi perfecto alrededor del suicida, quien se hizo detonar en la entrada del Manchester Arena, y que algunos de estos trozos penetraron puertas de metal o se enterraron en las paredes aledañas”, detalla Infobae.

Además, se encontró una batería Yuasa de 12 voltios y 2,1 amperes, fabricada en Japón mucho más poderosa que las usualmente utilizadas en bombas caseras.

https://twitter.com/elcaos/status/867434444092841984

(Terra Noticias)