CIUDAD DE MÉXICO, 31 de mayo, (RADIO NET/CÍRCULO DIGITAL).— Según información que The Huffington Post, dio a conocer, autoridades de México y de otros países involucrados en el caso Odebrecht (entrega de sobornos por contratos de obras públicas) no serán revelarán los nombres de los involucrados en esta red de corrupción.

Al parecer, esta decisión tiene que ver con la petición de la Procuraduría General de Justicia de Brasil, la cual solicitó no revelar los nombre de los funcionarios que fueron sobornados por la constructora brasileña.

En tanto que en otros países, por este caso ya se ha logrado la detención de varios funcionarios y empresarios relacionados con este entramado de corrupción.

Mientras que en México se asegura que sí se sabrá el listado completo de los corruptos que aceptaron sobornos a cambio de conceder licitaciones millonarias, sin embargo no se podrá proceder penalmente en contra de ellos, a petición hecha por el Supremo Tribunal Federal (STF) encabezado por el procurador brasileño, Rodrigo Janot.

Para justificar la solicitud, Janot señaló que ésta es “en razón del posible interés de las autoridades extranjeras en la adopción de medidas investigativas relativas a los hechos reportados por los colaboradores que pueden ser perjudicadas si hubiese publicidad del material antes de que sea enviado a las autoridades”.

Se esperaba que para este 1 de junio, Brasil entregara la información que tienen en su poder sobre los sobornos en Perú, Argentina, Panamá, Venezuela, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Mozambique, Angola y por supuesto México.

Caso Odebrecht en México

En diciembre del 2016, un grupo de exdirectivos de Odebrecht confesó ante una corte en Estados Unidos que en México entregaron 10.5 millones de dólares a cambio de contratos para obras públicas entre los años 2010 y 2014.

En abril pasado, una filtración desde Brasil evidenció un testimonio de Hilberto Mascarenhas –quien fuera el encargado del departamento de Operaciones Estructuradas– en el cual se acusó al ex director de Pemex, Emilio Lozoya, de presuntamente haber pedido una mordida por 5 millones de dólares.

Lozoya ha rechazado esta versión aunque la oficina de Odebrecht en México aseguró a Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) que estaban colaborando con las autoridades para esclarecer este caso.