CIUDAD DE MÉXICO, 31 de mayo, (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).— Por Juan R. Hernández. El resultado de las elecciones del próximo 4 de junio en el Estado de México, serán un indicativo para hacer un reacomodo de fuerzas políticas en las que Andrés Manuel López Obrador y Morena irán a la baja de cara al 2018, afirmó el Director de la empresa Prospecta Consulting, Rafael Abascal.

Durante su participación en el Programa “La Agenda de Carlos Ramírez y Roberto Vizcaíno”, el especialista señaló que las mediciones de las encuestadoras han fallado en algunos momentos por problemas técnicos, pero sobretodo, por el cambio en el entorno nacional.

“Hoy tenemos la influencia de las redes sociales, la falta de credibilidad hacia los partidos y candidatos, nos enfrentamos a un encuestado diferente, que es desconfiado y que diariamente es afectado por un entorno al que no estaba acostumbrado”, dijo.

Agregó que en el Edomex se han realizado 39 encuestas cuyos resultados dan una fotografía y una visión dinámica del desarrollo de la campaña, empero, al ver la cifra en la metodología, el 40 o 50% rechazan que se les haga una encuesta.

“Antes estábamos en una media de 13 o 14 % y en estados difíciles eran 20%, lo que quiere decir que si antes pensabas hacer 1200 encuestas para tener una medición, ahora tienes que hacer 1800”, explicó.

Destacó que las casas encuestadoras realizan dos tipos de metodologías, la primera es el Cara a cara en la vivienda de los ciudadanos, que son las que tiene la mayor credibilidad y están aquellas que realizan los medios de comunicación tiene una metodología mixta, que son a cara y por teléfono con una posibilidad de confianza en la muestra no tan confiable.

“Tenemos una encuesta realizada por el Periódico 24 horas, que además de ésta metodología mixta,  también incluía muestreo en lugares comunes, es decir, plazas, el metro, la calle cuando ese método desde hace décadas se dejó de aplicar por lo obsoleto y poco preciso”, enfatizó.

Al hacer un análisis de esos ejercicios, el promedio de votación ponderado para Alfredo del Mazo es de 27.9% y el de Delfina Gómez es de 25.7%; esto quiere decir la diferencia es de 2.2% y el estándar de error es del 2.4%, esto quiere decir que hay empate técnico, explicó.

En el caso de Josefina Vázquez Mota, tiene el 16.1% seguida por Juan Zepeda por el 15.6%, estarían empatando en segundo lugar mientras que Teresa Castell tiene 2 puntos y Oscar González con un solo punto de la intención del voto, lo que nos da la certeza que será una competencia cerrada, agregó el especialista.

Sobre el papel de los indecisos, Rafael Abascal señaló que éstos están en el orden del 20% y se debe a dos fenómenos:

“El primero es que no quisieron involucrarse o definir una posición o realmente NO los llegó a convencer un candidato. La experiencia nos dice que el 56% de éstos indecisos si acuden a votar de alguna forma y en estudios post electorales encontramos que de este 56% muchos de ellos anulan su voto de manera intencional o simplemente lo dejan en blanco.

“El otro 44% de esos indecisos, se va a un voto útil para favorecer a la contraparte del candidato que no quiere llegar o se lo brindan a aquel candidato que tenga posibilidades. En el Edomex hay dos posiciones contradictorias y polarizadas, la primera es que hay un sentimiento antipriista e institucional, y hay otra que no quiere que gane Morena a raíz de los escándalos de corrupción, el diezmo a los trabajadores y los contratos familiares, podría ser que el voto útil sea para el PRD ya que el PAN esta cayendo en las preferencia”, sostuvo.

Al cuestionársele sobre la posibilidad de un fraude el próximo 4 de junio, el investigador de Rafael Abascal descartó esa situación ya que será una de las elecciones más vigiladas en la historia, en todo caso, señaló, será la operación de los partidos políticos para llevar a votar a su gente la que definirá la tendencia del voto.

Lo que se juega en el Edomex, para el caso de Andrés Manuel López Obrador, son los recursos y derrotar al grupo Atlacomulco que lo cimentarían de cara al 2018.

“Es por ello esta desesperación e hiperactivismo que se le ve en el Estado de México en donde le ha surgido un candidato del PRD que ha tenido una buena actuación, ha dado buenos resultados en materia de seguridad y no está acusado de corrupción.

“Si recortáramos las encuestas a sólo el mes de mayo, tendríamos al candidato Alfredo del Mazo con 31%, Delfina Gómez con el 29%, Juan Zepeda con el 20%  y Josefina Vázquez Mota el 12% de la intención del voto. Vemos que el PRD pasó de ser un partido desahuciado que arrancó la campaña con el 4% a estar en un 20%, nos muestra que los ciudadanos lo ven como una alternativa”, subrayó.

Otro punto a destacar, señaló el analista, es que los sectores productivos del Estado de México estarían dispuestos a confiar en Alfredo del Mazo y que la pugna entre partidos se defina en la elección federal del 2018.

Finalmente, en el programa se resaltó que en las 18,606 casillas, según dio a conocer el IEEM, habrá 3 representantes de cada partido y, la elección se definirá en 20 municipios en donde se concentra más del 75% de los electores, por lo que de acuerdo a como los partidos político movilicen a su gente, es como se sabrá quién será el ganador en el Estado de México.