CIUDAD DE MÉXICO, 01 de junio, (CDMX MAGACÍN/CÍRCULO DIGITAL).— La vicepresidenta de la Comisión de Atención, Orientación y Quejas Ciudadanas de la ALDF, Nury Delia Ruiz Ovando demandó al presidente Enrique Peña Nieto tomarle la palabra al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera a efecto, de pasadas las elecciones del próximo 4 de junio, sostener una reunión para tratar el tema del incremento al salario mínimo.

Urgió al Ejecutivo federal a analizar los mecanismos para lograr la recuperación del poder adquisitivo de la clase trabajadora y coincidió en la necesidad de escuchar la voz de los empresarios y de los sindicatos para atender este reclamo impostergable.

La legisladora aplaudió el interés que han mostrado el sector empresarial y sindical para buscar un aumento al salario mínimo.

Asimismo, lamentó que el secretario de Economía federal, Ildefonso Guajardo, hiciera mutis al llamado del mandatario capitalino para que le echara “una manita” a efecto de lograr un salario mínimo de 92.71 pesos diarios.

Petición que fue respaldada por Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, quien sentenció que ya no hay pretextos para retrasar este incremento, que no va a existir un momento para lograrlo, pues si el país crece y genera riqueza, de acuerdo con las autoridades, el salario de los trabajadores tiene que mejorar.

Sostuvo que si existe consenso entre gobierno, empresarios y representantes sindicales para lograr el acuerdo de incrementar el salario mínimo, entonces sólo hace falta voluntad política para concretar la mejora salarial.

Al respecto, recordó que incluso el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, a reconocido que existen buenas posibilidades, aunque el secretario de Economía federal es una pieza importante también en esto.

Asimismo, destacó la postura de Humberto Lozano, dirigente de los comerciantes de la Ciudad de México, quien ha señalado que su gremio está listo y en la mejor disposición de aumentar el salario mínimo de los trabajadores, aunque éste podría ser de 90 pesos diarios, porque es la única manera de reactivar el mercado interno.

Dijo que en el sector empresarial existe confianza de que una vez que pasen los comicios en el Estado de México, se logre este aumento ya que están las condiciones dadas para subir de 80 pesos a 92 pesos con 41 centavos, aunque esto no es suficiente, pero es un primer paso viable.