CIUDAD DE MÉXICO, 05 de junio, (MOMENTO INFORMATIVO / CÍRCULO DIGITAL).- Las medidas y acciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre el Acuerdo de París, no son otra cosa que una oportunidad para que México se active en esta materia, consideró Fausto Quintana Solórzano, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Al participar en la conferencia para hablar sobre las «Repercusiones de la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París», advirtió que hoy más que nunca urge que México invierta en tecnología para alcanzar uno por ciento mínimo del PIB, al que está comprometido con las futuras generaciones.

Ello, a fin de hacer frente al cambio climático y aprovechar el momento coyuntural que estamos viviendo.

Y es que, de no hacer nada, «pagaremos entre cinco y 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en los siguientes años por afectaciones de cambio climático», tal y como lo revela Nicholas Stern en su libro, sostuvo.

Al respecto, el investigador de cambio climático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Carlos Gay García, insistió en que México necesita invertir su dinero en investigación y desarrollo.

«Tenemos que llegar al uno por ciento del PIB rápido, esto ya es una promesa transexenal y por lo menos ya van a ser dos sexenios en que la pretensión era llegar a esta meta y no se ha logrado», aseveró.

Y es que advirtió que «México tiene una dependencia muy fuerte a la ciencia y tecnología de otros lados, cuando en realidad deberíamos tener y desarrollar nuestra propia tecnología para aprovechar todo nuestro potencial».

México es un país netamente solar, donde también hay viento y energía oceánica; sin embargo, no tenemos ninguna tecnología que sea capaz de explotar por lo menos el primer recurso.

Ante ello, mencionó que resulta absurdo que teniendo energía natural y abundante, debamos comprar la tecnología para explotarla en otros países, bajo la percepción de que «lo hagan los demás».

En ese sentido, expuso que con la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, se producirá un hueco que de inmediato será llenado por otras naciones, como China y los que conforman la Unión Europea, para aprovechar lo que nuestro vecino del norte no quiere.

De hecho, hay estados de la Unión Americana que, independientemente de las decisiones de Trump, seguirán trabajando e invirtiendo en tecnología limpia y sustentable, porque saben que ahí está la oportunidad de desarrollo del futuro, agregó Quintana Solórzano.

Es entonces indispensable que México asuma la misma postura y aproveche este hecho para dejar de ser dependiente del exterior y fortalecer su autosuficiencia, que tanto requiere para consolidar su verdadera independencia, finalizó.