CIUDAD DE MÉXICO, 06 de junio, (DE VAGOS / CÍRCULO DIGITAL).- La gala Elisa y amigos se ha convertido en una tradición dentro de la programación dancística de México. Por ello, el máximo recinto cultural de nuestro país, el Palacio de Bellas Artes, abrirá de nuevo sus puertas para recibir a la destacada bailarina mexicana Elisa Carrillo Cabrera, acompañada por grandes exponentes del ballet quienes forman parte de algunas de las compañías de danza más importantes en el orbe.

 

El jueves 13 de julio a las 20:00 en la Sala Principal del recinto de mármol se llevará a cabo la gala Elisa y amigos 2017, que estará protagonizada por la intérprete mexiquense y los mejores bailarines de compañías como el Ballet Bolshoi, el Ballet Mariinski, el Ballet de Múnich, el New York City Ballet, el Staatsballett Berlin, el Ballet del Badisches Staatstheater Karlsruhe y el Ballet de la Ópera Nacional de Ucrania.

 

Desde hace seis años, los amantes de la danza esperan con entusiasmo esta gala. Para esta ocasión se ha conformado un programa que cautivará a los espectadores, el cual incluye un tributo que se le rendirá a un icono de nuestra danza folklórica: Amalia Hernández. Para ello, se han montado piezas especiales, como la Danza del venado y Sones de Michoacán, en las cuales Elisa Carrillo compartirá el escenario con integrantes del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández.

 

De igual forma, se interpretarán piezas de danza clásica y neoclásica, como los pas de deux de Joyas, Onegin, El cascanueces, Simple Things, El corsario, Voices of Spring, Elegía, La hija del faraón, Espartaco, Stars and Stripes,Sonata y Don Quijote, así como la coreografía El sofá.

 

Participarán Aleksandr Stoianov, primer bailarín del Ballet de la Ópera Nacional de Ucrania; Ashley Bouder, primera bailarina del New York City Ballet; Evgenia Obraztsova, primera bailarina del Ballet Bolshoi; Kateryna Kukhar, primera bailarina del Ballet de la Ópera Nacional de Ucrania, y Maria Shirinkina, primera bailarina de los ballets Mariinski y de Múnich.

 

Asimismo, Rafaelle Queiroz, primera bailarina del Ballet del Badisches Staatstheater Karlsruhe; Semyon Chudin, primer bailarín del Ballet Bolshoi; Vladimir Shklyarov, primer bailarín de los ballets Mariinski y de Múnich; Zhi Le Xu, primer bailarín del Ballet del Badisches Staatstheater Karlsruhe; Michael Banzhaf, solista del Staatsballett Berlin, y la estrella internacional Joseph Gatti.

 

Mención especial merecen Mikhail Kaniskin, primer bailarín del Ballet de la Ópera de Berlín, y el israelí Itzik Galili, uno de los coreógrafos más importantes a nivel mundial.

 

Galili se mudó en 1991 a los Países Bajos, donde formó su propia Compañía en Ámsterdam. Su controversial obra The Butterfly Effect ganó el premio del público en la Competencia Internacional para Coreógrafos de Groninga. Ha colaborado con las mejores compañías de ballet y desarrollado más de 80 trabajos de una diversidad pionera. Durante la gala en el Palacio de Bellas Artes, Carrillo y Kaniskin interpretarán una pieza de este coreógrafo, que resultará una grata sorpresa para el público mexicano.

 

En entrevista, Elisa Carrillo refiere que “el primer año que presenté esta gala estaba muy emocionada, pero no sabía qué iba a pasar en los siguientes años. En ese entonces fue muy especial ir al Palacio por primera vez después de tantos años con mi propia gala.

 

“Creo que, a seis años de distancia, la emoción no cambia. Tenemos en nuestro haber cinco galas y me motiva mucho saber que el público mexicano ya nos espera. Lejos de cambiar la emoción, tenemos la responsabilidad de presentar más cosas interesantes y de llegar al corazón de más público. En lo personal, la gala se ha convertido en una meta que persigo año con año porque ahora es más conocida a nivel mundial y hay más bailarines que quieren formar parte de ella”.

 

Sobre las expectativas que tienen sus colegas de formar parte de esta gala, Carrillo Cabrera comparte que todos muestran una gran emoción, tanto los que ya han pisado el escenario del Palacio de Bellas Artes, como los que vendrán a México por primera ocasión.

 

“De verdad estoy sorprendida que cada vez son más los bailarines que me buscan para que los integre. Han escuchado cosas maravillosas acerca del público y me llena de alegría porque eso habla de que estamos haciendo muy bien nuestra labor. Cada año se van enamorados de mi país y eso me hace sentir contenta porque la energía positiva entre nosotros va creciendo. Hay una conexión entre nosotros y por eso digo que es fundamental para mí que el nombre de la gala lleve la palabra amigos. Todos terminamos siendo una pequeña familia”.

 

La bailarina mexiquense explica que el programa de este año fue preparado con profunda alegría y entusiasmo de mostrar algo diferente al público mexicano, de ahí que no quiera entrar en detalles para que sea una sorpresa para todos los que se den cita en el recinto de mármol.

Pero sí adelanta que habrá piezas especiales para unirse a la conmemoración del centenario del natalicio de Amalia Hernández: “Para mí será un gran honor hacerle un reconocimiento a la trayectoria y el legado de esta gran coreógrafa”.

 

Acerca del programa en general, comenta: “Cada una de las interpretaciones que ocurrirán esa noche son especiales. De verdad no puedo decir que una sea más especial que otra. En lo personal, cada gala es especial para mí, y más cuando traemos coreografías que no se han visto en el país. Creo que es importante siempre traer cosas nuevas”.

 

La bailarina invita al público mexicano a que asista a la función con el alma y el corazón abiertos para ser trastocados por el arte del cuerpo en movimiento por medio de diferentes estilos de grandes exponentes de la danza mundial que se reunirán en un mismo y único escenario.

 

Carrillo Cabrera subraya la presencia de Galili, a quien considera un protagonista especial en la gala del presente año: “Es uno de los coreógrafos más importantes en el mundo de la danza. Lo conozco desde los inicios de mi carrera en el Stuttgart Ballet y tenemos una amistad muy linda. Así que me da mucho gusto traerlo a mi país. Vamos a presentar una coreografía de él que no se ha visto en México”.

 

Un día antes de la gala, Carrillo impartirá una clase magistral en el marco del Encuentro Nacional de Danza 2017.

 

“Dar clases para mí siempre es algo muy importante e implica mucha responsabilidad, pues quisiera poder transmitir en ellas toda la pasión que siento por la danza, así como mis conocimientos técnicos. La clase que se realizará dentro del Encuentro Nacional de Danza, un proyecto muy joven e importante, me permitirá ser parte de algo que día a día está creciendo y debemos cuidar para que siga creciendo y se mantenga a través del tiempo”.

 

Ese mismo día también ofrecerá una clase magistral Mikhail Kaniskin, después de la sesión de la bailarina mexiquense.

 

Finalmente, Elisa Carrillo comparte un poco de sus emociones en torno a su vida actual: “Me encuentro muy bien. Estoy disfrutando mucho mi vida profesional y personal. Colaboro constantemente en diversos proyectos paralelamente a las funciones con mi compañía. Como mamá estoy disfrutando mucho a mi hija: es la luz de mi vida y cada día que paso junto a ella es maravilloso. Esta experiencia me ha hecho disfrutar la vida aún más y trabajar de otra manera porque me da otra motivación. Mi hija me ha enriquecido sobremanera como mujer y como artista”.