SONORA, 09 de junio, (DIVISIÓN DEL NORTE / CÍRCULO DIGITAL).- Una historia común entre migrantes, es la de quienes arriban a la frontera de Sonora para cruzar a Estados Unidos, pero tras ser repatriados a la región, al final regresan a su lugar de origen debido al intenso calor de verano.

Tal es el caso de Genaro Pérez Dueñas, originario de Michoacán, quien solicitó apoyo en la Casa del Migrante «La Divina Providencia», antes de regresar con unos parientes, pero a Jalisco.

El migrante michoacano explicó que llegó en febrero pasado a Tijuana, Baja California, donde contrató los servicios de un traficante de personas para cruzar a Estados Unidos, pero fue detenido al otro lado y lo repatriaron.

«Estuvo fea la cosa, porque los de Migración querían que les dijéramos quién era el pollero. Cuando te preguntan es bien feo y luego tienes miedo de que te vayan a golpear», resaltó.

Tras ser deportado, viajó a Mexicali, Baja California, donde tenía contactados desde antes, a unos amigos y empezó a laborar en una construcción, «todo iba bien, esperaba juntar dinero para volver a cruzar», dijo.

Pero no pensó en algo, que es la alta temperatura en la región, que no se aguanta, refirió, por lo que inició la travesía sin dinero, para tratar de regresar al sur del país, donde está más templado.

Refirió que llegó de pasada a esta frontera de Sonora, donde también tiene conocidos, para ver si le prestaban dinero para completar el viaje, por lo que recibió el apoyo del albergue, donde cenó menudo de res con otros migrantes.

Expresó que sería bueno que las autoridades avisen más a la gente, «porque allá en el sur hace calor, pero no tiene igual el que hace aquí».

En una reciente visita a la localidad, el cónsul de México en Yuma, Arizona, Eusebio Augusto Romero y Esquivel, manifestó que muchos migrantes que llegan a la región no tienen idea de la intensidad del calor.

Observó que en el sur del país se eleva la temperatura, pero los migrantes deben saber que en Sonora las temperaturas son altas, sin comparación, desde primavera y, sobre todo, en verano.