PUEBLA, 08 de junio, (DIVISIÓN DEL NORTE/CÍRCULO DIGITAL).— Por tercer año consecutivo, Provident, principal proveedor de préstamos personales a domicilio en México, se unió a la iniciativa “Beca a un Niño Indígena” que lidera el Sistema Estatal DIF (SDIF) en Puebla, con el fin de propiciar la ampliación de oportunidades de acceso y permanencia en la escuela de niños y jóvenes indígenas del estado de Puebla.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 23.2% de la población Indígena poblana mayor de 15 años no sabe leer ni escribir, mientras que el 8.9% de sus habitantes de 6 a 14 años no cuenta con la posibilidad de asistir a la escuela.

Provident busca ser motor de cambio al ir de la mano con este programa que impulsa el Sistema Estatal DIF (SEDIF), el cual tiene como meta beneficiar a 4 mil 500 menores que viven en condiciones de vulnerabilidad.

A través del donativo con el que se suma Provident y demás actores de la iniciativa privada se permitirá coadyuvar a reducir la deserción escolar de los niños y jóvenes indígenas de 5 a 17 años, inscritos en primaria, secundaria o bachillerato.

A decir de Alejandro Martí Bolaños Cacho, Director de Asuntos Corporativos de Provident en México, el contribuir en este proyecto tiene como objetivo brindar a niñas y niños indígenas las herramientas necesarias para que puedan asistir a la escuela y  tener una mejor educación.

“Para Provident es fundamental seguir contribuyendo con el desarrollo educativo de los niños y jóvenes que pertenecen a comunidades vulnerables, ya que sólo de esta forma la brecha de oportunidades permitirá ayudar a revertir la desigualdad social que existe en el país”, afirmó.