CIUDAD DE MÉXICO, 21 de junio, (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).— Por Juan R. Hernández.  La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha presentado, ante la Procuraduría General de la República (PGR), 33 denuncias contra gasolineras, ubicadas en Puebla en su mayoría, por negarse a ser verificadas y por no vender “litros de a litro”, informó su titular en funciones Rafael Ochoa Morales.

En declaraciones a la prensa, al término de una reunión de trabajo con la Comisión de Economía, el funcionario federal señaló que las denuncias se han presentado de enero de este año a la fecha, porque “hay una presunción de que están actuando mal”, al negarse a ser inspeccionadas.

 “Nosotros hemos presentado 33 denuncias en este año que tienen que ver también con el delito de desobediencia, con aquellas gasolineras que no se dejan revisar, aquellas que se han negado a ser revisadas. Hay una presunción de que están actuando mal, primeramente negándose a la autoridad de la Procuraduría Federal del Consumidor”, indicó.

Asimismo, Ochoa Morales detalló que de las 11 mil 460 estaciones de servicio que hay en el país, en lo que va del año se han verificado cuatro mil 274, de las cuales se han inmovilizado dos mil 677 mangueras, principalmente en la Ciudad de México y Estado de México, donde se concentra el mayor número de gasolineras.

Indicó que, este año, la meta es verificar siete mil 200 gasolineras, pero, dijo, “se hará un esfuerzo adicional para que llegamos a siete mil 500 estaciones de servicio verificadas”.

 “No hay precedente, esto implica más (verificaciones) de las que se hicieron en los dos últimos años, sepan que de cada dos gasolineras una será revisada y tengan esa certeza de que estaremos sancionando a aquellas que no despachen litros de a litro”, aseveró.

El funcionario federal señaló que el caso de Puebla, donde se ha documentado el robo de hidrocarburos, se han realizado acciones coordinadas entre la Profeco, la PGR, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y Petróleos Mexicanos (Pemex), que han permitido el cierre de siete gasolineras.

Subrayó que en ese caso a la Profeco sólo le correspondió aportar “elementos de prueba que teníamos de las revisiones realizadas”.

 “Hemos manifestado los elementos que obran en nuestras revisiones, con quién nos han atendido y quiénes están despachando en esas gasolineras, y toda la información que pueda servir para que la PGR actúe”, declaró.

En otro tema, Ochoa Morales rechazó que en el mercado nacional se comercialice arroz y pescado sintético, como se ha denunciado en redes sociales.

Apuntó que derivado de una denuncia que recibió la Profeco, se inició una inspección junto con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y las pruebas de laboratorio no identificaron esos productos.

 “Nosotros no tenemos ningún antecedente, nosotros hicimos un recorrido en la Central de Abastos de la Ciudad de México de donde se recibió la denuncia, recabamos muestras de todos los tipos de arroz, las mandamos al laboratorio Nacional del Consumidor y todo es arroz, ninguno es sintético”, finalizó.