CIUDAD DE MÉXICO, 23 de junio, (DE VAGOS / CÍRCULO DIGITAL).- Un recital de homenajes, dijo en entrevista David Rodríguez de la Peña, es el que interpretará el pianista el domingo 25 de junio a las 17:00 en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, con música cien por ciento mexicana, desde los primeros compositores del México independiente hasta obras de 2015.

 

Piezas de Aniceto Ortega, miembro de la Sociedad Filarmónica Mexicana –cuyo objetivo fue la fundación del actual Conservatorio Nacional de Música (CNM)–; José Rolón, director del CNM en los años treinta, y del propio Rodríguez de la Peña, actual titular de la institución educativa del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), conforman el programa.

 

Las obras son: Romanza sin palabras, Amor e inocencia, Elegía y Un pensamiento de Ortega; Tres danzas indígenas jaliscienses de Rolón, y Dos homenajes mexicanos de Rodríguez de la Peña. El recital contará con la participación de la coreógrafa y bailarina Valentina de la Torre.

 

El director del CNM señaló que las cuatro piezas de Ortega fueron rescatadas del Archivo Histórico de la institución académica. La mayoría de ellas no se conocen o han sido poco interpretadas. Las de Rolón, agregó, son de un nacionalismo más indigenista y menos aristocrático que el de su contemporáneo Manuel M. Ponce.

 

En cuanto a las piezas de su autoría, mencionó que fueron escritas para acompañar videos documentales para las biografías de Luis Barragán, en 2014, y José María Velasco, en 2015, que realizó el videasta Felipe Parra.

 

La primera, añadió, es una variación sobre conceptos estéticos de la arquitectura de Barragán, mientras que, para la dedicada al reconocido paisajista mexicano, la interpretación se verá fortalecida con un elemento de expresión corporal: “No es danza ni ballet, sino movimientos corporales que describen un poco las diferentes secuencias musicales”.

 

David Rodríguez refirió que actualmente el INBA otorga mucho apoyo para que los directores de sus escuelas profesionales continúen en activo en sus carreras artísticas.

 

Por último, invitó al público a asistir, ya que “no es común escuchar un recital variado de piano con diferentes estilos del ámbito mexicano y piezas poco conocidas”.