CIUDAD DE MÉXICO, 02 de julio, (POLITIQUERÍAS/CÍRCULO DIGITAL).— La secretaria general del PRI, Claudia Ruiz Massieu, afirmó que la militancia jalisciense estará en primera línea, pondrá toda su fuerza y será clave en la victoria de ese partido para mantener el poder y seguir gobernando en 2018.

Durante la Asamblea Estatal deliberativa y electiva que se realizó en Guadalajara, rumbo a la XXII Asamblea Nacional Ordinaria, destacó que se han efectuado más de dos mil 888 asambleas, municipales y estatales, en todo el territorio nacional.

En ellas, agregó Ruiz Massieu, más de 280 mil hombres y mujeres priistas debatieron y levantaron su voz para lograr la renovación del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Asamblea Nacional.

Mientras otros partidos excluyen, condicionan y quieren imponer uniformidad a su militancia, remarcó, los priistas incluyen, integran y hacen de la pluralidad su fuerza.

“Por eso, ningún otro partido político en México posee la capacidad para hacer una convocatoria de estas dimensiones, ni tiene la voluntad para abrirse y acercarse de esta manera a sus bases”, sostuvo.

La pluralidad interna y la capacidad de adaptación son bases del priismo jalisciense y nacional, que han surgido a raíz de dichas asambleas y que de manera histórica han distinguido al partido, recordó Ruiz Massieu.

En su discurso destacó que la militancia tapatía es apasionada, crítica, autocrítica y propositiva; “es una militancia unida e institucional en medio de la polaridad política”.

Estableció que la XXII Asamblea Nacional se trata del futuro, de refrendar la vocación de poder y la capacidad de transformación del partido.

“El reto es ser competitivos, más cercanos, eficaces y unidos, es proponer las políticas y leyes que nos garanticen una gobernabilidad democrática”, añadió.