MONTERREY, 07 de julio, (AGENCIAS / CÍRCULO DIGITAL).- La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, afirmó que la nueva Ley de Asentamientos Humanos permitirá reconstruir y construir las ciudades en México, las cuales han crecido de manera desordenada y desigual.

Al encabezar el Acuerdo por la Vivienda y el Desarrollo Sustentable de Nuevo León, la funcionaria resaltó que «nuestro país ha cambiado radicalmente y requeríamos de una Ley de Asentamientos Humanos coherente con esta nueva realidad nacional».

«Nuestras ciudades crecieron de manera desordenada y desigual, es la característica de nuestras ciudades, su profunda desigualdad y el desorden que impera en ellas», subrayó.

Robles refirió que «ciudades, y aquí probablemente esta zona metropolitana es una expresión muy clara de ello, que crecieron 10 veces, mientras su población solo creció dos veces».

Señaló que son «ciudades que se expandieron horizontalmente, en lugar de pensar en la redensificación y en un crecimiento vertical».

Por ello, dijo, se cuenta ahora con «una ley que plantea el tema de la gestión del territorio, que plantea asuntos por primera vez, incorporados a nivel legislativo, como la resiliencia, como el concepto fundamental a partir del cual tenemos que reconstruir y construir nuestras ciudades».

Es «una ley que plantea el tema de la movilidad como elemento sustantivo en la agenda urbana, en la nueva agenda urbana, que plantea el tema de la sustentabilidad, porque las ciudades son las que más contaminan», dijo.

Añadió que «70 por ciento de nuestros contaminantes provienen de las ciudades, porque hemos construido ciudades muy deficientes desde el punto de vista energético».

Robles sostuvo que «hemos construido ciudades en las que hemos puesto en el centro al automóvil, en lugar de las personas, en lugar de los seres humanos que las habitan».

Por eso, apuntó, «la ley recupera a la ciudad como patrimonio público, la ciudad es de quienes la viven, de quienes la habitan, de quienes están en ella y no de intereses que no son los del bien público, los del interés público».

«Estas ciudades como incluyentes, como seguras donde el espacio público se convierte en el espacio de convivencia, en el espacio de rearticulación del tejido social y de paz», indicó.

Destacó que deben ser » ciudades en las que las mujeres podamos transitar con tranquilidad y podamos ser consideradas de manera muy importante, porque las vivimos de manera diferente «.

» Ciudades incluyentes y accesibles desde el punto de vista universal, porque la viven adultos mayores, niños y niñas, personas con discapacidad, y todos estos elementos están planteados en la ley», expresó.

Robles aclaró que «no se trata en la ley de violentar las facultades que el 115 Constitucional le da a los municipios, el municipio es responsable en materia de uso de suelo y desarrollo urbano».

» Pero si nos atenemos a la realidad y vemos cómo han crecido nuestras ciudades, el municipio ha sido incapaz», aseguró.

Consideró que «no basta con una visión parcial, se requiere una visión nacional de desarrollo urbano y se requiere una visión regional de desarrollo urbano y se requiere una gestión metropolitana».

La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles, afirmó que la nueva Ley de Asentamientos Humanos permitirá reconstruir y construir las ciudades en México, las cuales han crecido de manera desordenada y desigual.

Al encabezar el Acuerdo por la Vivienda y el Desarrollo Sustentable de Nuevo León, la funcionaria resaltó que «nuestro país ha cambiado radicalmente y requeríamos de una Ley de Asentamientos Humanos coherente con esta nueva realidad nacional».

«Nuestras ciudades crecieron de manera desordenada y desigual, es la característica de nuestras ciudades, su profunda desigualdad y el desorden que impera en ellas», subrayó.

Robles refirió que «ciudades, y aquí probablemente esta zona metropolitana es una expresión muy clara de ello, que crecieron 10 veces, mientras su población solo creció dos veces».

Señaló que son «ciudades que se expandieron horizontalmente, en lugar de pensar en la redensificación y en un crecimiento vertical».

Por ello, dijo, se cuenta ahora con «una ley que plantea el tema de la gestión del territorio, que plantea asuntos por primera vez, incorporados a nivel legislativo, como la resiliencia, como el concepto fundamental a partir del cual tenemos que reconstruir y construir nuestras ciudades».

Es «una ley que plantea el tema de la movilidad como elemento sustantivo en la agenda urbana, en la nueva agenda urbana, que plantea el tema de la sustentabilidad, porque las ciudades son las que más contaminan», dijo.

Añadió que «70 por ciento de nuestros contaminantes provienen de las ciudades, porque hemos construido ciudades muy deficientes desde el punto de vista energético».

Robles sostuvo que «hemos construido ciudades en las que hemos puesto en el centro al automóvil, en lugar de las personas, en lugar de los seres humanos que las habitan».

Por eso, apuntó, «la ley recupera a la ciudad como patrimonio público, la ciudad es de quienes la viven, de quienes la habitan, de quienes están en ella y no de intereses que no son los del bien público, los del interés público».

«Estas ciudades como incluyentes, como seguras donde el espacio público se convierte en el espacio de convivencia, en el espacio de rearticulación del tejido social y de paz», indicó. Destacó que deben ser » ciudades en las que las mujeres podamos transitar con tranquilidad y podamos ser consideradas de manera muy importante, porque las vivimos de manera diferente «.

» Ciudades incluyentes y accesibles desde el punto de vista universal, porque la viven adultos mayores, niños y niñas, personas con discapacidad, y todos estos elementos están planteados en la ley», expresó. Robles aclaró que «no se trata en la ley de violentar las facultades que el 115 Constitucional le da a los municipios, el municipio es responsable en materia de uso de suelo y desarrollo urbano».

» Pero si nos atenemos a la realidad y vemos cómo han crecido nuestras ciudades, el municipio ha sido incapaz», aseguró. Consideró que «no basta con una visión parcial, se requiere una visión nacional de desarrollo urbano y se requiere una visión regional de desarrollo urbano y se requiere una gestión metropolitana».