CIUDAD DE MÉXICO, 18 de julio, (FRANCISCO MONTAÑO/CÍRCULO DIGITAL).–Este miércoles entra en vigor el Sistema Nacional Anticorrupción, mediante el cual los particulares también podrán ser sancionados por actos vinculados con faltas administrativas graves.

De acuerdo con la Ley General de Responsabilidades Administrativas, que aprobó el Senado, se trata de conductas como el soborno, la participación ilícita en procedimientos administrativos, el tráfico de influencias, la utilización de información falsa, la obstrucción de facultades de investigación, la colusión, el uso indebido de recursos públicos y contratación indebida.
Este miércoles entrará en operación el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), mediante el cual se crearon un conjunto de leyes e instituciones, con la participación de organismos y ciudadanos para enfrentar de una manera distinta y amplia esta problemática.
La nueva ley establece la obligación de que las empresas contratistas o que tengan algún tipo de relación formal con el gobierno, como prestadoras de servicios o proveedoras, cuenten y cumplan con un código de ética o programa de integridad empresarial.

La lucha contra la corrupción requiere de corresponsabilidad entre el sector público y el privado, por lo que la ley prevé sanciones para los particulares, personas físicas y personas morales o jurídicas –empresas– por actos vinculados con faltas administrativas graves.

La ley prevé un capítulo de integridad de las personas morales, cuyos artículos 21 y 25 establecen que para determinar la responsabilidad la autoridad valorará si las empresas cuentan con una Política de Integridad Empresarial.

A los particulares se les podrán aplicar sanciones hasta de 150 mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización hasta la disolución de la empresa y la indemnización por los daños a la Hacienda Pública federal, local o municipal.