CIUDAD DE MÉXICO, 03 de agosto, (JUAN R. HERNÁNDEZ/CÍRCULO DIGITAL).--Asimetría de los hombros, mala postura y dolor de espalda, fueron los síntomas que desarrolló Brenda de 14 años de edad. El diagnóstico: escoliosis idiopática –deformidad en la columna vertebral, por lo cual ya comenzaba a dificultar su movilidad y calidad de vida, por lo que fue intervenida quirúrgicamente el 2 de mayo en el Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS Delegación Puebla, por el cirujano de columna José Luis García Navarro.

Se desconoce la causa es este padecimiento que se da principalmente en mujeres que entran a la adolescencia: se presenta una deformidad en la columna, en la cual llega alterar los balances y estéticamente provoca transformaciones como desbalance de los hombros, explicó el especialista.

Detalló que en el caso de Brenda se le dio un seguimiento donde se observó en sus controles de radiografía un avance rápido de la deformidad y presentaba criterios quirúrgicos, en los cuales en menos de un año aumentó 10 grados, esta fue una de las pautas para proponerle un tratamiento quirúrgico. “Se presentaron dos curvas; una a nivel torácico y otra a nivel toracolumbar, ambas requerían de un tratamiento quirúrgico para hacer una corrección”, indicó.

A la paciente se le realizó una cirugía en las vértebras y se corrigieron las curvas que tenía por medio de unos cortes parciales a la columna vertebral para así permitir la movilidad. Se fijó un sistema de tornillos que van sujetos en la parte de atrás, lo que permitió hacer la corrección de la deformidad, explicó García Navarro.

Ante esa situación, dijo: “cargar mochilas sí puede causar más adelante un problema. La columna está diseñada para cargar el peso dependiendo de nuestra estatura y si a eso le agregamos un pesos extra quizá en un principio no ocasione un problema serio, sin embargo más adelante en la etapa de la adultez sí nos va a causar problemas”.

Por lo anterior, destacó que los niños y las niñas no deben cargar más del 10% de su peso corporal, no obstante puntualizó que el problema que padeció Brenda no es tan común.

Por su parte, el director del Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, Jesús Morales Flores, señaló que la escoliosis es una enfermedad progresiva que en su etapa más avanzada afecta a los pulmones y al corazón, razón por la cual era necesario operar a Brenda.

Relata Brenda

“Presenté síntomas en mi omóplato derecho, se veía salido, no me permitía vestirme; en la parte de mi espalda se veía salido; le comenté a mi mamá que era incómodo, aparte eran dolores en la espalda y se me adormecían las piernas y ya no podía cargar. Con la operación estoy muy agradecida, sobre todo con los médicos, gracias a ellos me siento mejor y estoy muy feliz”, narró Brenda.

En tanto, María Lorena Aguilar Morales, madre de la menor comentó: “al ver las radiografías decidimos acudir al IMSS, los médicos monitorearon su crecimiento, vimos que en menos de seis meses la deformidad estaba avanzando rápidamente, en ese momento el especialista nos dio la opción de intervenirla quirúrgicamente, fue una decisión difícil y estresante”.

Recordó que no le tenía confianza al IMSS, “ahora me llevo una buena impresión, la atención de los médicos, de las enfermeras, las personas que nos han tocado conocer, han sido muy amables, la atención ha sido de calidad, mi hija se va con una buena atención, fue una cirugía exitosa”.

Asimismo, dijo que los resultados fueron muy buenos, ya que caminó al siguiente día, dio sus primeros pasos y pudo sentarse, ahora tiene una vida normal, está sana y puede tener una mejor calidad de vida, concluyó.