CIUDAD DE MÉXICO, 08 de agosto, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—Legisladores federales y organizaciones No gubernamentales cabildean mayores recursos para la protección de menores migrantes mexicanos y centroamericanos, tras el incremento de niños y niñas deportados, repatriados y que cruzan por México para llegar a Estados Unidos.

En rueda de prensa los diputados federales del PRD, Jesús Valencia, Jesús Zambrano y Maricela Contreras expusieron que este año están etiquetados mil 700 millones de pesos en el Presupuesto de Egresos de la Federación para “Políticas y Servicios Migratorios”.

El legislador Jesús Valencia anunció que solicitarán que para 2018 dicha cifra aumente a por los menos tres mil 760 millones de pesos, para hacer frente y atender con dignidad a una oleada de menores migrantes centroamericanos.

Asimsimo, atender a miles de niños mexicanos, mexico-americanos y estadunidenses hijos de padres mexicanos que están siendo deportados o retornan a México con sus padres, quienes demandan servicios educativos, de salud, de acceso a documentos oficiales, entre otros.

Acompañados de representantes de 30 organizaciones No gubernamentales, los legisladores destacaron que se deben fortalecer las políticas del gobierno federal, en coordinación con la sociedad civil, para apoyar a los niños migrantes mexicanos y centroamericanos.

La coordinadora de “Agenda Migrante”, Eunice Rendón, dijo que se requiere fortalecer la protección de los menores migrantes en México, tanto los que están en tránsito, es decir los centroamericanos, así como lo mexicanos y mexico-americanos que están retornando o son deportados de Estados Unidos.

“Tienen que ser visibles estas niñas y niños”, por lo que se requieren mayores recursos para protección y restitución de sus derechos, para apoyar a menores víctimas de delitos, para quienes solicitan asilo y muchos que no hablan español, pues el sistema educativo en México no tiene programas para ellos.

Nayali Ramírez, representante de familias migrantes, comentó que el gobierno mexicano sólo tiene etiquetados un millón de pesos para otorgar asilo a menores centroamericanos y de otros países, cuando la demanda de este trámite este año creció en 270 por ciento.