CIUDAD DE MÉXICO, 14 de agosto, (JUAN R HERNÁNDEZ/CÍRCULO DIGITAL).–La diputada Verónica Delgadillo García afirmó que el uso de plaguicidas tóxicos ha disminuido en más del 30 por ciento las colonias de abejas en el país y la producción de miel, por lo que pidió la intervención de las autoridades para frenar y revertir este problema.
“Es urgente la acción de las autoridades para enfrentar un asunto que afecta directamente a 47 mil apicultores y a una actividad que exporta el 80 por ciento de la producción de miel, que es de 36 mil toneladas anuales”, indicó en conferencia de prensa.
La legisladora de Movimiento Ciudadano señaló que se deben tomar acciones para detener los “daños colaterales, no sólo a otros cultivos que tienen que ver con la polinización de flores por parte de las abejas, sino también a la salud humana”.
Delgadillo García informó que su fracción parlamentaria presentará un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, “para solicitar acciones inmediatas a un problema cada vez mayor”.
La diputada de MC por el estado de Jalisco aclaró que el exhorto de su puntos de acuerdo abarca cuatro puntos concretos:
Primero se solicita a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) “que lleve a cabo acciones de emergencia, a fin de proteger al sector apícola y revertir los daños ocasionados por plaguicidas tóxicos a la salud de las abejas”.
También para prevenir el alto índice de mortalidad de éstos insectos y hacer efectivas las buenas prácticas en la producción de miel.
Segundo, exhortar a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a que regule y, “en su caso, prohíba el uso de neonicotinoides (contenidos en plaguicidas) y todo aquel pesticida que, se compruebe bajo sustento científico, que es tóxico para los polinizadores”.
Tercero, pedir a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que “dé a conocer la política que ha diseñado en materia de protección y conservación de polinizadores”.
También plantea, a las autoridades competentes, que se respeten los convenios internacionales, “especialmente el de Rotterdam y Estocolmo, que, aun desactualizados, se refieren a la prohibición en el uso de plaguicidas que aún se utilizan en México”.
En la conferencia de prensa participaron Enrique Estrada de la Mora, presidente de la Federación Mexicana de Apicultores (FMA); Guadalupe Ponce Vélez, de la Red de Toxicología de Plaguicidas, y María Colín, representante de Greenpeace en México.
Todos insistieron en la urgencia de actuar para proteger a las colonias de abejas del país, a una importante actividad productiva y en forma colateral a otros cultivos, y a más de 47 mil apicultores.