CIUDAD DE MÉXICO, 15 de agosto, (JUAN R HERNÁNDEZ/CÍRCULO DIGITAL).–La diputada Angélica Reyes Ávila (NA) urgió a las autoridades federales, estatales y municipales a realizar jornadas de detección de la depresión, para enfrentar este trastorno considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la primera causa de enfermedad y discapacidad a nivel mundial.

El impulso de estos programas permitirá detectar de manera oportuna a las personas que padecen depresión, cuya cifra, de acuerdo con la Secretaría de Salud (SSA) y su “Programa de Acción de Salud Mental”, se estima en más de 10 millones de mexicanos, indicó en un comunicado.

La también integrante de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables dijo que la depresión se presenta en mayor medida en mujeres entre 40 y 45 años de edad y en hombres mayores de 60 años, de acuerdo con la SSA.

Apuntó que hay quienes no reciben apoyo por miedo al estigma de lo que es sufrir depresión y tampoco pueden llevar vidas saludables y productivas.

La diputada de NA informó que las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) colocan a la depresión como el trastorno mental que cobró 23 mil 335 vidas, un promedio de cuatro mil 665 casos anuales, entre el 2011 y 2015.

También comentó que este problema de salud conlleva riesgos serios cuando es de larga duración o intensidad, porque aparte de causar sufrimiento y alterar las actividades familiares, académicas y laborales cotidianas de las personas, reduce su rendimiento laboral e incluso puede producir incapacidad parar realizar actividades por 14 días o más.

Estudios del Hospital Infantil de México Federico Gómez revelaron que 27.5 por ciento de las personas con depresión presentaron su primer episodio antes de los 18 años, lo que aumentó la posibilidad de recaída y suicidio, manifestó.

Reyes Ávila expuso que poco se conoce de los desórdenes depresivos, que son la cuarta causa de discapacidad y los responsables de una pérdida aproximada de dos Años de Vida Saludable (Avisa), con base en información del estudio “Carga Global de la Enfermedad 2015”.

Finalmente, sostuvo que “este padecimiento no sólo vulnera el estado de ánimo, sino también el estado físico y en el peor de los casos lleva a la muerte, de ahí la importancia de vigilar que los mexicanos sean física y emocionalmente saludables, para garantizar que tengan una vida plena y un buen rendimiento laboral”.