Ciudad de México a 27 de agosto (CÍRCULO DIGITAL).El senador Benjamín Robles Montoya propuso crear la Ley de Amnistía para los Presos y Perseguidos por Motivos Políticos en el Estado de Oaxaca, con el propósito de procurar, a favor de la paz y de la reconciliación nacional, el reconocimiento de la disidencia política y la libre manifestación pública de dicha disidencia como tal y no como una infracción o crimen.

 

A través de una iniciativa, el senador oaxaqueño expresó que la figura de amnistía plantea un nuevo juicio de valor sobre la conveniencia de prohibir o sancionar una conducta, por esa razón, las leyes o actos de amnistía son más frecuentes en momentos de cambios sociales o de regímenes políticos y, en ocasiones, se asocia al perdón de presos políticos.

 

En el caso de México, expresó, la disidencia política y la libre manifestación pública de dicha discrepancia son un privilegio constitucional que se ha mantenido permanentemente no sólo dentro del ideario de la democracia mexicana, sino en su legislación.

 

“El estado de Oaxaca no es la excepción, por ello, como respuesta al reclamo de los oaxaqueños de transitar en la construcción de la reconciliación, se vuelve inminente instituir los medios legales para decretar una amnistía que propicie el retorno de la armonía entre los oaxaqueños y que a la vez les brinde una oportunidad histórica a aquellos mexicanos que al amparo de una ideología política pudieron haber realizado acciones tipificadas como delitos por el Código Penal Federal”, apuntó.

 

Benjamín Robles expuso que a partir de la aparición del grupo armado denominado Ejército Popular Revolucionario (EPR) el 28 de agosto de 1996, en diversas comunidades del Estado de Oaxaca, se realizaron operativos para ejecutar órdenes de captura y un sinnúmero de procedimientos penales, muchos de los cuales se encuentran concluidos con sentencias condenatorias e innumerables órdenes de aprehensión que aún se encuentran pendientes de ejecutar.

 

“A partir de estos hechos, se manifestaron grupos armados similares que, por propio dicho, estaban motivados por causas de reivindicación social y, coincidentemente, las personas detenidas, vinculadas con los mismos, son en su mayoría indígenas de la región Loxicha de la Sierra Sur del Estado de Oaxaca, quienes se encuentran recluidas en diversas cárceles estatales”, destacó.

 

En ese sentido, Robles Montoya enfatizó que la paz y el progreso en su estado no podrán ser alcanzados si no se resuelven los conflictos históricos por la vía de paz, diálogo y reconciliación, por lo que ha llegado el momento sanar las heridas del pasado y convertirlas en mejores perspectivas de futuro.

 

“Ha llegado la hora de actuar en pro de la justicia social y expedir esta Ley de Amnistía como una expresión más de voluntad política, conciliatoria e incluyente que contribuya a impulsar el retorno de la paz y la armonía en el Estado de Oaxaca, pues bajo su amparo, sin distingo de razas, credos religiosos e ideologías políticas, se abrirían las puertas de la comprensión cediendo paso al progreso”, concluyó.

 

La iniciativa fue turnada a las comisiones de Gobernació y de Estudios Legislativos, Segunda, para su análisis y dictaminación.