CIUDAD DE MÉXICO, 28 de agosto, (MENSAJE POLÍTICO).–El diputado Alejandro Ojeda Anguiano (PRD), vicepresidente de la Mesa Directiva, aseveró que sacar adelante la minuta del Senado que expide la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, en el periodo ordinario de sesiones que inicia el 1 de septiembre, será una de las prioridades de su grupo parlamentario.

En un comunicado, el legislador se refirió al llamado que hizo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el pasado jueves, a aprobar urgentemente dicha legislación, y dijo que “hay que tomarle la palabra al funcionario federal y darle prioridad a la ley”.

Recordó que la minuta que expide la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas y la Desaparición de Personas Cometida por Particulares, del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, está en la Cámara de Diputados a la espera que se dictamine en comisiones.

El legislador perredista comentó que “habrá que esperar si en las agendas de las demás bancadas asumirán como una responsabilidad ineludible sacar adelante esta ley vital para la protección de los derechos humanos contra los excesos de autoridades que actúan ilegalmente en contra de la ciudadanía”.

Declaró que antes de avalar la minuta enviada por el Senado a la Cámara de Diputados, deberá escucharse a las y los familiares de quienes sufrieron la desaparición forzada, para tomar en cuenta sus opiniones y agregarlas en la nueva legislación.

Sostuvo que revisará con su equipo jurídico el término de “persona no localizada”, porque, de acuerdo con diversas organizaciones sociales, no quedó bien definida.

“No se pueden dejar resquicios para que se puedan maquillar cifras de personas desaparecidas en el país o todavía peor, seguir tolerando la impunidad de funcionarios o servidores públicos que pudieran estar coludidos con la delincuencia organizada para desaparecer personas”, apuntó.

Expuso que se trata de un dictamen que fue empujado desde la sociedad civil, “sobre todo de aquellas agrupaciones que se organizaron a partir de la pérdida o desaparición forzada de un familiar o amigo, y con la finalidad de hacer frente de mejor manera a la tortuosa y dolorosa búsqueda del ser querido”.

Consideró que su eventual aprobación debe blindarse contra cualquier tentación de carácter electoral, para que nadie se atreva a “colgarse la medallita” ante la cercanía de los comicios del 2018.