Por  Francisco Montaño

Ciudad de México, 29 de Agosto (FRANCISCO MONTAÑO /CÍRCULO DIGITAL).-Una guerra de lodo en la arena política del Senado de la República inició la víspera del periodo ordinario de sesiones, luego de que el presidente Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, llamó “niño llorón” al presidente del PAN, Ricardo Anaya, por tratar de distraer la atención sobre su supuesto enriquecimiento inexplicable, mientras que el coordinador del PAN, Fernando Herrera, fustigó a Ochoa Reza por acudir a la Cámara Alta como “vulgar borracho de cantina”, con la intensión de sorprender con el “refrito” de una información en contra del líder nacional panista.

Tras inaugurar la reunión plenaria de los senadores priístas, Ochoa Reza aprovechó los reflectores para mostrar la declaración 3de3 de Ricardo Anaya y destacó que no reportó ingresos por actividades empresariales y pidió que el panista aclare sus ingresos a la opinión pública.

“¿Por qué lo ocultó? ¿Cómo lo obtuvo? Si todo es legal que lo demuestre; no es legal, que se atenga a las consecuencias jurídicas correspondientes”, cuestionó Ochoa Reza.

De inmediato, el coordinador del PAN, Fernando Herrera, señaló que “Hoy el Grupo Parlamentario del PRI está realizando su sesión plenaria y hemos sido testigos de que ha acudido al Senado de la República, como vulgar borracho de cantina, pistolero balín, el presidente de ese partido, Enrique Ochoa”.

Acusó al líder priísta de presentar una vieja información plagada de mentiras, de infamias y de calumnias contra Ricardo Anaya y recordó el micrositio que el presidente del PAN abrió y donde da santo y seña de cómo han ido generándose las modificaciones en su situación patrimonial.

En cambio, dijo, “el corrupto de Enrique Ochoa debe de explicar de dónde salieron los taxis, la flotilla de taxis que regentea y que no da explicación puntual de cuál es el origen y cuál es el destino de los recursos que está obteniendo.

“Es tan corrupto, que lo obligamos a regresar un dinero que se había robado de la Comisión Federal de Electricidad por una liquidación que no le correspondía”.

Herrera aclaró que todo este asunto es por la Fiscalía General de la Nación, pero advirtió que “a pesar de que existan presiones, fintas, simulaciones y muchas otras cosas más, no vamos a convalidar un fiscal transexenal que sirva para garantizar impunidad a los notorios actos de corrupción que se han generado en la actual administración, apuntó.