Tras la puerta del poder

 

Roberto Vizcaíno

En lugar de amainar, la trifulca desatada por el dirigente nacional del PAN Ricardo Anaya en contra del PRI, el Gobierno de Enrique Peña Nieto y algunos senadores panistas, arrastró en los últimos días al secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y al presidente saliente del Senado, Pablo Escudero.

Amparado por los diputados del PAN y desde San Lázaro, Anaya volvió ayer al ataque desde dónde calificó de “corruptos” a los senadores blanquiazules que, como el poblano Javier Lozano Alarcón pretenden votar en conciencia a favor del nombramiento del procurador General de la República Raúl Cervantes como primer Fiscal General de la Nación.

Y no sólo eso, les advirtió que podrían ser no sólo sancionados sino expulsados del PAN si se atreven a ir en contra de su línea de oponerse al nombramiento de Cervantes.

¿Por qué ocurriría tal cosa? Porque Anaya afirma que la línea de votar en contra de Cervantes fue un acuerdo de la Permanente de su partido.

En respuesta tanto Lozano Alarcón, como el verde Pablo Escudero lo señalaron como incongruente.

Escudero afirmó que a pesar de que Anaya pretende crear la impresión de que la posible designación del procurador Cervantes como Fiscal General de la Nación es producto de un acuerdo en lo oscurito de un pequeño grupo de personas, la verdad es otra.

“Esa posibilidad obedece a una reforma Constitucional del Artículo 102 aprobada a finales de 2013 por la Cámara Senadores y la de Diputados después de una discusión muy importante de cómo debía crearse una nueva Fiscalía dentro del nuevo Sistema Pena Acusatorio y de ahí se votó por una amplia mayoría…

“En el Senado había 112 senadores de los cuales votaron 99 a favor entre quienes estaban los que hoy apoyan a Ricardo Anaya… 32 senadores del PAN votaron a favor.

“Después de esto se fue a Cámara de Diputados a una nueva discusión y ahí votaron 409 diputados a favor, de los cuales 110 fueron del PAN y después de todo eso se fue esta reforma a recorrer los congresos de los estados los cuales votaron a favor, luego de eso regresó a la Cámara de Diputados donde el presidente era Ricardo Anaya quien hizo la declaratoria final de Reforma Constitucional por eso yo he dicho que el padre de esta Reforma que votó Ricardo Anaya fue él porque el hizo la declaratoria siendo presidente de la Cámara de Diputados…”

Por todo esto Escudero rechaza que esta reforma pueda quedar sólo como un mecanismo de “pase automático”, porque en los hechos es toda una Reforma Constitucional, con lo que ello implicó.

Esto mismo es lo que expone el senador panista Javier Lozano Alarcón, quien ha hecho declaraciones acompañado por los senadores blanquiazules Ernesto Cordero y Roberto Gil Zuarth.

En su dirección de twitter Lozano ha publicado que:

«Hoy @RicardoAnayaC se opone al pase automático del Fiscal General y exige que no tenga nexo partidista. No fue lo que aprobó en 2014. Vean», (Anaya, hoy presidente del PAN, antes presidente de la Cámara de Diputados) propuso.

«El Procurador General de la República que se encuentre en funciones al momento de expedirse la declaratoria a que se refiere el párrafo anterior, quedará designado por virtud de este Decreto Fiscal General de la República por el tiempo que establece el artículo 102, Apartado A, de esta Constitución, sin prejuicio del procedimiento de remoción previsto en la fracción IV de dicho artículo.

«El Ministerio Público se organizará en una Fiscalía General como órgano público autónomo, dotado de personalidad jurídica y de patrimonio propios. Para ser Fiscal General de la República se requiere: ser ciudadano mexicano por nacimiento; tener cuando menos treinta y cinco años cumplidos el día de la designación; contar, con antigüedad mínima de diez años, con título profesional de licenciado en derecho; gozar de buena reputación; y no haber sido condenado por delito doloso», refiere el texto.

«Salón de Sesiones de la Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión.- México D.F., a 22 de enero de 2014. (firma) Dip. Ricardo Anaya Cortés, Presidente».

Esto quedó plasmado en decreto expedido por el Presidente Enrique Peña Nieto y publicado para entrar en vigor por el Diario Oficial de la Federación.

TODO CAMBIÓ

¿Por qué ahora Anaya va en contra? Porque las cosas cambiaron. Así de simple. Aunque no explica si esas cosas que cambiaron son del país, o de su situación personal y política.

Hoy Anaya, a pesar de haber sido quien promulgó la reforma, va en contra de ella porque, asegura, designar a Raúl Cervantes como Fiscal General de la Nación…

“Sería avalar la impunidad transexenal”.

Sería, afirma, elegir a un “Fiscal a modo que les cuide las espaldas durante los próximos nueve años”.

¿A quienes les cuidaría las espaldas? Anaya no lo explica.

El caso es que él considera que este es un momento histórico, en el que se verá “quiénes estamos de lado correcto, quiénes queremos un Fiscal autónomo, independiente, apartidista y quiénes son los corruptos que quieren un fiscal a modo que les cuide las espaldas”.

El tema aquí es que algunos senadores de su propio partido como Javier Lozano quieren votar a favor de Cervantes.

Falta ahora ver cómo van a tramitar todo este embrollo los 12 gobernadores del PAN, donde hay varios que tampoco acompañan a Ricardo Anaya en su contienda contra PRI y su Gobierno.

Entre quienes le han incluso pedido bajarle a su ardor y no continuar golpeando al procurador general de la República, están el veracruzano Miguel Ángel Yunes.

Al parecer los gobernadores blanquiazules pretender realizar un encuentro en las siguientes horas en un restaurante capitalino, para definir sus estrategias y listado de peticiones a Anaya.

Total, que la trifulca política entre Anaya, algunos de sus senadores y los más prominentes del Gobierno de Enrique Peña Nieto no da visos de acabar y menos de disminuir.

¿Emilio Gamboa, su grupo y los aliados del PAN y Verde lograrán sacar adelante el nombramiento de Cervantes?

Al final hay que recordar lo que ha dicho en otras ocasiones el poderoso y experimentado senador Emilio Gamboa: todo es cuestión de números

Es decir: si los priístas suman 55, y los verdes agregan a 7… y si –como afirman- se agregan 12 del PAN del grupo calderonista que apoyan a Cervantes, y quizá por ahí se acercan 8 del PRD, entonces estamos hablando de 82 de 86 que integran la mayoría calificada.

Por ello Gamboa ha dicho que sólo le faltan 3 para sacar adelante a Cervantes.

Luego de eso podrá Anaya y los suyos ir a la huelga de hambre, o a las montañas, el golpe estará dado y Raúl Cervantes quedará para cumplir con un cargo transexenal de 9 años.

Bueno, eso es lo que creo yo…

 

.rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa