«Nunca se rindan ni se humillen, porque es distinta la humildad que la esclavitud», dijo en el Encuentro Nacional de Jóvenes con México.

Ciudad de México a 03 de septiembre (CÍRCULO DIGITAL).-Margarita Zavala aseguró que los mexicanos están hartos de los discursos de odio, por lo que hizo un llamado para construir un país valiente que no tenga miedo y enfrente la adversidad.

 

Además lamentó que los esfuerzos de gobiernos humanistas como los que encabezó el PAN hayan sido desaprovechados para dar paso una vez más al clientelismo y la administración de la pobreza.

 

En este sentido, la embajadora de Yo con México condenó el uso electoral de los programas sociales, «porque solo manipulan y esclavizan a la gente».

 

Durante el Encuentro Nacional de Jóvenes con México, la aspirante presidencial también cuestionó este día que el gobierno federal haya dejado a las instituciones de justicia y seguridad en el abandono.

 

Tras asegurar que México se encuentra ante una gran encrucijada, Margarita Zavala señaló que es necesario dar un golpe de timón y decir no a la irresponsabilidad financiera y a la excesiva deuda de los estados.

 

«No al pasado de corrupción representado en el PRI actual que tanto nos indigna, y no al PRI de los setentas, el de López Obrador, porque es un traje viejo que le queda chico a México», puntualizó.

 

En el evento al que acudieron más de mil jóvenes, la embajadora de Yo con México pidió a los asistentes «nunca se rindan ni se humillen, porque es distinta la humildad que la esclavitud».

 

La aspirante presidencial dijo durante su discurso que «los que decidimos hacer las cosas bien, a veces tenemos que ir a contracorriente», al tiempo que reconoció el esfuerzo de la juventud mexicana en busca de un mejor futuro.

 

«Ustedes son la fuerza que se necesita para sacar a México adelante, no dejen de ser jóvenes y de soñar en grande», expresó.

 

Margarita Zavala aseguró que al país solo lo sacarán adelante los valientes y pidió a los jóvenes de todo el país que apuesten por México y aporten su alegría, fuerza y energía.