Ciudad de México a 04 de septiembre (CÍRCULO DIGITAL). –La Presidenta de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina, Rocío Miranda Pérez, alertó al Gobierno Federal a que ante una posible salida de México del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, evite la proliferación de “elefantes blancos” con la infraestructura otorgada a la agroindustria exportadora de alimentos así como a rescatar la mano de obra calificada del sector para impulsar así la producción y mercado interno.

En entrevista, la dirigente campesina, indicó que Aserca a través de la Secretaría de Agricultura debería de contar ya con un Plan B para los grandes y Pequeñños productores ante la cancelación definitiva de este tratado comercial con Estados Unidos aun cuando esté en proceso la ronda dos en el “cuarto de junto”.

Lo anterior es solo lógica aplicada, dijo, pues la urgencia inmediata para el Gobierno Federal será evitar “elefantes blancos” en la agroindustria y posicionar el mercado interno a fin mantener en movimiento todos los recursos destinados en proyectos para los agroindustriales como son los invernaderos que hay en el norte del país, por solo mencionar algunos casos.

Asimismo, ya es tarea primordial, comentó, que la autoridad federal y los agroempresarios empiecen a buscar la diversificación de la comercialización con otros socios comerciales tanto en América Latina como en Asia porque si no, insistió, “esa infraestructura quedará como elefantes blancos y a ver qué va a pasar con toda esa mano de obra calificada que está en la agroindustria dedicada a la agroexportación.

Por lo que respecta a los pequeños productores, sector que para el Gobierno no son prioridad como lo son los agroempresarios, Rocío Miranda reiteró el llamado a que la Sagarpa invierta en el fortalecimiento del mercado interno.

Lo anterior es indispensable, aseguró,  frente a la falta de inversión en caminos saca cosecha, en la reserva de granos básicos y en la mejora de salarios de jornaleros agrícolas a fin de que lo que se exportaba se consuma en México.

El reto será evitar el rebote del “triángulo mortal” donde nosotros producimos materia prima, en Estados Unidos lo empacan y a nosotros nos llega, vía los supermercados, el alimento a precios altísimos y a baja calidad.

Así que ante  ese “triángulo mortal”  que se ha establecido con el TLCAN para la mayoría de la población la cual está cada vez más empobrecida y que incluso hasta el INEGI le ha desaparecido como un punto de medición la canasta básica, es responsabilidad del Gobierno Federal garantizar bienes de este sector poblacional como lo mandata el artículo 20 de la Ley Federal para el Desarrollo Rural Sustentable.

Finalmente recordó que dicho artículo señala que La Comisión Intersecretarial será responsable de atender, difundir, coordinar y dar el seguimiento correspondiente a los programas sectoriales y especiales que tengan como propósito impulsar el desarrollo rural sustentable. Asimismo, será la responsable de promover y coordinar las acciones y la concertación de la asignación de responsabilidades a las dependencias y entidades federales competentes en las materias de la presente Ley.