Por Juan R. Hernández

*Guerra de acusaciones y descalificaciones entre PRI, PAN, PRD, Morena, PVEM y MC

*Les faltaron 57 votos para lograr la mayoría calificada

Ciudad de México a 05 de septiembre (JUAN R. HERNÁNDEZ/  MENSAJE POLÍTICO).-En medio de la crisis legislativa, éste martes no se logró la mayoría calificada para nombrar la nueva Mesa Directiva que sería encabezada por el priista Ricardo López Marín.

Con una votación en el Pleno emitió 257 votos a favor, 209 en contra y dos abstenciones, se quedaron a 57 votos para lograr la mayoría calificada de las dos terceras partes de la Cámara de Diputados para avalar la integración de la Mesa Directiva.

Ante esta situación, la presidenta saliente de la Mesa Directiva, María Guadalupe Murguía Gutiérrez, devolvió el acuerdo a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y decretó un receso a las 17:00 horas, “a afecto de avanzar en la consecución de acuerdos”.

Posteriormente, se informó que ante la falta de garantías por parte de los grupos parlamentarios para continuar con la sesión, ésta se reanudaría el próximo jueves 7 de septiembre.

Ya lo habían advertido

Desde temprana hora, los coordinadores parlamentarios del PAN, PRD y MC habían advertido que en la sesión del Pleno no apoyarían la instalación de la Mesa Directiva hasta eliminar el pase automático del procurador General de la República Ricardo Cervantes a la Fiscalía General.

En rueda de prensa conjunta, los diputados Marko Cortés Mendoza (PAN), Francisco Martínez Neri (PRD) y Clemente Castañeda Hoeflich (MC) indicaron que no permitir la integración de la Mesa Directiva es una postura que se toma “como una presión política, importante, necesaria, para que no se dé la imposición de un fiscal carnal”.

Asimismo, exigieron a la coordinadora de Morena, Rocío Nahle García, definir la posición de su bancada frente a la exigencia de eliminar el pase automático del procurador General de la República, y acusaron al grupo parlamentario del PRI de ofrecer dinero a algunos diputados para votar la integración de la Mesa Directiva.

El primero en exponer fue el perredista Francisco Martínez Neri, quien afirmó que “más vale interrumpir por unos días la actividad de la Cámara de Diputados que padecer nueve años de solapamiento”.

“Esa es la postura que nosotros estamos asumiendo hoy, como una presión política importante y necesaria para que no se de ésta imposición del fiscal carnal, esa es la postura del PRD”, apuntó.

En tanto, el coordinador de la bancada blanquiazul, Marko Cortés Mendoza afirmó que los tres partidos políticos acordaron “dar esta batalla de resistencia hasta el último momento” e insistirán en que se modifique la reforma que permite el pase automático del procurador a la Fiscalía General.

Incluso, el diputado Cortés Mendoza fue más allá al exigir a la coordinadora de la bancada de Morena decir “de qué lado está, del lado del combate a la corrupción y a la impunidad o finalmente del PRI”.

“Tal vez (el dirigente nacional de Morena) Andrés Manuel López Obrador ya recordó cual fue su origen de ese partido del que él hizo el himno, del PRI. De ese partido donde él fue presidente estatal en Tabasco, del PRI. Tal vez ese priista que lleva dentro ya recordó las añoranzas de su pasado y hoy se aliará al PRI”, añadió.

Quien de plano hizo señalamientos directos de haber sido “comprados algunos legisladores”, fue el diputado Castañeda Hoeflich quien acusó a los diputados de la bancada del PRI de hacer ofrecimientos económicos, de prebendas y canonjías “para tratar de doblar las voluntades” de distintos diputados, con la finalidad de aprobar la integración de la Mesa Directiva.

“Lamento que éste sea el modus operandi del PRI y del gobierno; lo que necesitamos en este momento es altura de miras y responsabilidad”, manifestó.

“El que acusa está obligado a probar, y nosotros estamos juntando los elementos necesarios, no solamente para denunciar sino para tratar de poner los recursos legales correspondientes”, concluyó.

 

No estamos ni con el PRI, ni con el PAN: Nahle García

Posteriormente la coordinadora de los diputados de Morena, Rocío Nahle García, aseveró que su grupo parlamentario no está ni con el PRI y sus aliados, ni con el frente legislativo que encabeza el PAN, que se opone a la instalación de la nueva Mesa Directiva.

“Que no nos metan en su mismo costal, nosotros no estamos ni con unos ni con otros. No vamos a ceder ni al chantaje, ni a la presión de Ricardo Anaya (presidente del PAN) con sus pleitos personales, él es uno de los que debería estar en la PGR dando cuenta de su riqueza inexplicable”, dijo en conferencia de prensa.

“Con el debido respeto le digo a Marko Cortés Mendoza que a mí no me coordina el PAN, ni el PRI. Él podrá coordinar a los del frente, afortunadamente nosotros somos libres y soberanos”, destacó.

“Hoy hay un frente político electoral entre MC, PAN y PRD, esos nuevos amigos, con el propósito político de golpear a Andrés Manuel López Obrador (presidente de Morena), y no tengo duda que este estira y afloja que da el PAN es para negociar la impunidad de (Ricado) Anaya Cortés (presidente del PAN)”, señaló.

“Para eso querían citar a (Miguel Ángel) Osorio Chong (secretario de Gobernación). Nosotros dijimos que no tiene que venir aquí a resolver un problema legislativo”, agregó.

Nahle García subrayó que a su bancada no le interesa tener una vicepresidencia en la Mesa Directiva, a pesar de contar con 48 diputados al igual que el PVEM, por lo cual –afirmó– rechaza el cargo en esa instancia.

Comentó que Morena estuvo presente en la reunión con el PRI, PVEM, NA y PES, donde acordaron, como Junta de Coordinación Política (Jucopo), realizar la sesión del Pleno de este martes y votar la Mesa Directiva, pero su postura fue en abstención.

Aseguró que, en esa reunión, renunció “a la vicepresidencia, tenemos 48 diputados y el PVEM también tiene 48, que se queden ellos con la vicepresidencia, la diputada Ernestina Godoy Ramos, lo ha hecho bastante bien como secretaria de la Mesa Directiva y es donde Morena está haciendo presencia”.

Recordó que su grupo parlamentario ha sido el único que ha votado en contra de la integración de Mesa Directiva en los dos años legislativos anteriores, en 2015 y 2016.

 

Ríspida sesión

La diputada presidenta anunció el inicio de la sesión a las 15:20 horas, con la presencia de 442 diputadas y diputados, y se dio lectura a la propuesta de los grupos parlamentarios sobre la integración de la Mesa Directiva.

Se anunció que la votación se llevaría a través del sistema electrónico y posteriormente los legisladores fijaron sus posturas a favor y en contra hasta por cinco minutos.

La propuesta de la Jucopo para integrar la nueva Mesa Directiva era la siguiente:

Presidente:

Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI)

Vicepresidentes:

Martha Hilda González Calderón (PRI)

Edmundo Javier Bolaños Aguilar (PAN)

Jerónimo Alejandro Ojeda Anguiano (PRD)

María Ávila Serna (PVEM)

Secretarios:

Marco Antonio Aguilar Yunes (PRI)

Alejandra Noemí Reynoso Sánchez (PAN)

Isaura Ivanova Pool Pech (PRD)

Andrés Fernández del Valle Laisequilla (PVEM)

Ernestina Godoy Ramos (Morena)

Verónica Delgadillo García (MC)

María Eugenia Ocampo Bedolla (NA)

Ana Guadalupe Perea Santos (PES)

En medio de acusaciones entre el PRI, PAN, PRD, Morena, Movimiento Ciudadano y PES, se realizó la ronda de intervenciones.

A favor hablaron Norma Edith Martínez Guzmán (PES), Omar Noé Bernardino Vargas (PVEM), Martha Sofía Tamayo Morales (PRI), Jesús Sesma Suárez (PVEM), Edgar Romo García (PRI) y Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI).

En contra lo hicieron Juan Pablo Piña Kurczyn (PAN), Jesús Zambrano Grijalva (PRD), Vidal Llerenas Morales (Morena), Jorge Álvarez Maynez (MC), Guadalupe Acosta Naranjo (PRD) y Federico Döring Casar (PAN).

Después de una hora de señalamientos y descalificaciones entre uno y otro grupo parlamentario, llegó el momento de la verdad y el Pleno emitió 257 votos a favor, 209 en contra y dos abstenciones, con lo cual no se logró la mayoría calificada de dos terceras partes.