Ciudad de México a 05 de septiembre (CÍRCULO DIGITAL).-La diputada federal del Grupo Parlamentario Nueva Alianza, Karina Sánchez Ruiz, resaltó que la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Indígena el 5 de septiembre, es el primer paso para visibilizar la lucha de estos pueblos contra la pobreza, la exclusión social y la discriminación.

En entrevista, la también secretaria de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados, destacó que la creación de una fecha en particular  “es un avance para mostrar a la sociedad la importancia del rol de las mujeres indígenas en nuestra estructura social”.

“La mujer indígena es portadora vital de la herencia cultural, la sobrevivencia de nuestros pueblos y naciones se debe en gran parte a la lucha anónima de las mismas, quienes a lo largo de la historia han desempeñado un papel fundamental para abatir la pobreza, el hambre, la exclusión social y étnico-cultural, y han hecho posible consolidar la unidad familiar en el medio rural”, destacó.

La legisladora turquesa comentó que esta fecha fue instaurada en 1983, a partir del reconocimiento de la lucha e historia de las mujeres indígenas de Perú, en honor a Bartolina Sisa, la guerrera Aymara que combatió la dominación española. “Como pueblos americanos compartimos la defensa del papel de las mujeres”, dijo.

Agregó que a lo largo de la historia, mujeres como Rigoberta Menchú en Guatemala, Berta Cáceres en Honduras, Mirna Cunningham en Nicaragua, Florina López Miró de Panamá, por mencionar algunas, han pugnado por visibilizar la lucha indígena de las mujeres en América y lograr la visibilización de este grupo poblacional a nivel internacional.

No obstante, aseveró la legisladora por Oaxaca, “estas mujeres se han caracterizado por ser relegadas doblemente, ya sea por razones de género y por su condición orgullosamente indígena. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2010 este sector ascendía a 8.2 millones, y las condiciones en las que viven distan mucho de los objetivos de las políticas públicas”.

En ese sentido, refirió que este grupo es uno de los que más vulnerabilidad presenta, debido a que se encuentran impedidas de ejercer plenamente sus derechos fundamentales por falta de estrategias de prevención y erradicación de la violencia y discriminación en su contra desde un enfoque de derechos humanos, según un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La diputada aliancista hizo un llamado a las autoridades de todos los niveles de gobierno con el propósito de garantizar mejores condiciones a este sector poblacional y vigilar la observancia de la normatividad vigente para impedir toda forma de rechazo, maltrato o discriminación por razón de género, condición social, edad, origen étnico, filiación política o religiosa.

De igual forma, pidió sensibilizar y capacitar a los servidores públicos sobre los contenidos que deben tener los programas orientados a la atención de las mujeres indígenas, tomando en cuenta su cosmovisión e identidad cultural, a fin de lograr un mayor involucramiento de las instituciones y autoridades para crear mecanismos de seguimiento a delitos y solución a situaciones de violencia con perspectiva étnica.

“En Nueva Alianza estamos convencidos de que una de las principales demandas de la agenda política de las mujeres indígenas es la falta de estadísticas de violencia hacia las mismas, así como de servicios especializados con perspectiva intercultural, por ello hago este llamado, porque si hacemos visibles sus problemáticas, lograremos reivindicar por completo su rol en la historia”, concluyó.