Ciudad de México a 07 de septiembre (CÍRCULO DIGITAL).–El deporte en su esencia más pura tiene el poder de salvar vidas, así lo demostraron Cecilia del Carmen Palma Rodríguez y Alejandra Zacapantzi, futbolistas que integran la selección mexicana que ganó el tercer título del Mundial Street Soccer en Oslo, Noruega.

El alcohol se convirtió en el refugio se Cecilia después de haber sido víctima de violación. Durante años vivió en el mundo del alcoholismo hasta que fue seleccionada para representar a México en este certamen.

Llevo un mes sin consumir alcohol, me siento bien, feliz por haber ganado esta medalla, dijo Cecilia con una sonrisa inmensa que contrasta con las lágrimas de sus ojos al arribar a la Ciudad de México.

Ser considerada para formar parte de una selección ha motivado a Cecilia para seguir con los entrenamientos de futbol: ahora aspira primero a dejar por completo el alcohol para seguir sus estudios y llegar a ser directora técnica.

Para Alejandra el futbol fue una salida a su adicción a las drogas. Consumía cocaína porque había muchos problemas en mi casa, reconoce la jugadora de 25 años. Después de ganar en el Mundial de Street Soccer siente que puede hacer cosas grandes, por lo que también quiere estudiar una carrera relacionada con el deporte.

Dulce Valente y María Remedios también demostraron que ante las adversidades no hay excusas para superarse. Ambas se convirtieron en madres solteras cuando eran adolescentes, por lo que deben trabajar para mantener a sus familias.

Las dos hicieron pruebas por separado para formar parte de los equipos de la Liga Mx, pero fueron rechazadas porque superaban la edad establecida por el reglamento. Ese rechazo no las detuvo y ahora regresaron a México con una medalla que las acredita como campeonas del mundo.

La sinaloense Cinthya Peraza es una maestra de educación física de prescolar que puso el nombre de México en lo más alto al coronarse campeona y ser reconocida como la mejor jugadora del certamen.

La selección femenil tricolor de street soccer regresó a Mé-xico ayer después de convertirse en tricampeona del Mundo al vencer 4-2 a Chile.

Equipo varonil, subcampeón

Los varones también dieron la cara al regresar como subcampeones después de haber caído ante Brasil en la final. Ambos conjuntos fueron recibidos en el aeropuerto con porras, mientras ellos respondieron con el grito ¡eeeehhh uno, dos, tres México, México!

Con Información de LaJornada