Por Francisco Montaño

Ciudad de México a 20 de Octubre (FRANCISCO MONTAÑO / CÍRCULO DIGITAL).-El senador Miguel Barbosa afirmó que la remoción de Santiago Nieto Castillo como fiscal especial para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), se ordenó para proteger al ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin y sus vínculos con la trasnacional brasileña Odebrecht. El vicecoordinador del bloque PT-Morena anunció que objetarán la remoción.

Barbosa Huerta reconoció que Nieto Castillo incurrió en una falta en su desempeño como titular de la FEPADE, por revelar el contenido de un documento que forma parte de una investigación.

Pero, esta remoción, insistió, obedece más a darle inmunidad a Emilio Lozoya y evitar que se siga hurgando en el posible financiamiento de Odebrecht a la campaña presidencial del PRI en 2012.

“De todos es conocida la cercana amistad de Emilio Lozoya con el presidente Peña Nieto y sus vínculos políticos y económicos, que ponen a Lozoya como uno de los hombres más poderosos del sexenio, y por tanto, su condición de intocable”.

Dijo que al mínimo error de Nieto Castillo, se tomó la decisión de removerlo.

El político poblano especuló y dijo que le renuncia de Raúl Cervantes Andrade como procurador general de la República, no fue voluntaria, sino que se la pidieron por haber avanzado en la investigación de los sobornos de Odebrecht en México.

Fernando Herrera Avila, coordinador del PAN, recordó que la Constitución Política prevé que la remoción puede ser “objetada” por el voto de la mayoría de los senadores, dentro de un plazo de 10 días hábiles, en cuyo caso el titular de la FEPADE será restituido en el ejercicio de sus funciones.

Por su parte, Luis Sánchez Jiménez, coordinador del PRD, demandó a Alberto Elías Beltrán, procurador general de la República en funciones, ahondar más en los argumentos que lo orillaron a remover a Santiago Nieto.