Ciudad de México a 26 de Octubre CÍRCULO DIGITAL).-Guadalupe Castañeda, ex defensa de Cruz Azul, aceptó que es lamentable haber sido derrotados en dos partidos contra el acérrimo rival que es el América, pero destacó que ahora deben pelear por la liguilla, donde, consideró, pueden dar la sorpresa con un campeonato.

Cruz Azul aún está en zona de liguilla y ahí es otro torneo, si el equipo despierta pueden pasar muchas cosas. ¿Quién no dice que la Máquina no puede llegar a triunfar?, expresó con entera confianza.

Castañeda apeló a la unión entre entre la comunidad celeste para mantener el equilibrio en el club y así darles la confianza a los jugadores para que muestren su mejor nivel. Ahorita lo importante es unir fuerzas y no apuñalarnos; fui campeón con el club, pero eso no me da derecho para criticar, apuntó.

Ante la ola de críticas contra el técnico Francisco Jémez, el ex zaguero consideró que se debe respaldar el proyecto del timonel español y hacer una evaluación hasta que termine el torneo. Ya en ese momento que se vaya quien se tenga que ir, mientras hay que apoyar, dijo.

Lupillo Castañeda dejó claro que pese a no ganar un título hace 20 años no se puede poner en duda la grandeza de la Máquina, porque los números lo respaldan, aunque reconoció que sí se extraña no ser campeones.

El ex jugador, a quien se le ha visto en varias ocasiones afuera del estadio Azul para apoyar al conjunto celeste, aceptó que por el cariño tan fuerte que ha demostrado la afición sí duele que no se consiga el título, pero señaló que en esta temporada aún hay posibilidad de llegar a la liguilla.

Afirmó que Cruz Azul tiene muy buenos jugadores que han mostrado un nivel destacado en la cancha pero a veces son superados simplemente porque la liga es muy pareja.

Jugar contra los llamados equipos grandes como América, Chivas y el propio plantel celeste genera motivación para los otros clubes, aseveró el ex campeón celeste.

Siempre los enfrentan con más deseo de ganar, están más atento, parece que les dan pri- ma doble, indicó, y afirmó que hay rivales que parecen fáciles pero cuando enfrentan a estos clubes se crecen. Lobos BUAP les complicó el partido y ganó bien, expresó.

Recomendó que los celestes se encierren en el vestidor y en caso de tener diferencias se digan sus verdades de frente, pero no para hacer crear rupturas, sino para salir unidos en beneficio de la institución, porque cuando el equipo gana se benefician todos.

Con Información de Lajornada