Ciudad de México a 09  de Diciembre (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).-Para que las políticas y los programas diseñados para el combate a la corrupción avancen en México, es necesario colocar en el centro de la estrategia el fortalecimiento a la democracia y que desde la ciudadanía emerjan los pesos y contrapesos al sistema de gobierno, sobre todo porque este problema ha sido el sello de los regímenes en los últimos años, afirmó el diputado Rogerio Castro Vázquez.

Al dar el posicionamiento de Morena con motivo del Día Internacional Contra la Corrupción –que se conmemora el 9 de diciembre de cada año y fue proclamado por la Organización de las Naciones Unidas en 2005–, aseveró que la corrupción ha tocado a las instituciones y que es evidente cómo se han manchado los Poderes de la República.

En la máxima tribuna del país, sostuvo que la corrupción permea dentro del Gobierno Federal y las entidades federativas. Un ejemplo de ello, añadió, son las asignaciones de contratos de obra pública que llevan a cabo las administraciones públicas federal y estatales, donde están en juego los recursos públicos.

Al respecto, subrayó que día a día México vive las consecuencias de los actos de corrupción: el deterioro de los servicios públicos; el aumento de la inseguridad y la violencia, y el nulo crecimiento de la economía nacional.

“Vemos también en las empresas productivas del Estado manchas de corrupción y vergonzosas, porque a nivel internacional se nos está exhibiendo como un país donde existe la corrupción y no se aplica la justicia contra aquellos que saquean la nación. Podemos ver también en las entidades federativas cómo muchos representantes han también manchado de corrupción los estados”, puntualizó.

El también Presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción apuntó que el objetivo del Día Internacional Contra la Corrupción es sensibilizar, concienciar y llamar a la acción a los ciudadanos para que exijan acciones a sus representantes. En ese sentido, dijo que para cumplir ese cometido, Morena considera indispensable fortalecer el sistema social, construir y cambiar la manera en cómo se ve este problema.

“El abuso del poder es un tema central para explicar la impunidad. Desde este punto de vista, los principales elementos de los que la corrupción se alimenta son los altos índices de impunidad, opacidad y la exclusión de los ciudadanos en las decisiones delos asuntos públicos”, mencionó.

Asimismo, comentó que muchos gobiernos, incluido el de México, se comprometieron a combatir el flagelo de la corrupción. “Es muy importante reflexionar sobre cómo se está construyendo la política anticorrupción en este país”, recalcó.

Castro Vázquez reclamó que por intereses políticos, económicos y partidistas, las instituciones encargadas del combate a la corrupción son inoperantes, motivo que fomenta la exhibición internacional como una nación donde no se aplica la justicia contra quienes malversan fondos públicos.

Al respecto, urgió a acabar con casos de corrupción como el protagonizado por el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa; o las pérdidas financieras de Petróleos Mexicanos (PEMEX) provocadas por la Reforma Energética.

“Ya basta de impunidad, día a día nuestro país vive las consecuencias de todo esos actos y se deterioran los servicios públicos, aumentan la impunidad y no crece la economía del país”, concluyó.