Ciudad de México a 15 de diciembre (BALÓN CUADRADO).-Pese a los adeudos con el plantel, el Atlante no tuvo problemas para presentarse en el régimen de transferencias de la Liga de Ascenso debido a que los jugadores no continuaron el proceso para reclamar de manera legal los pagos que les deben, aseguró Alvaro Ortiz, presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas (AMF).

Ortiz reconoce que desde hace casi dos meses están al tanto de la situación que enfrentan los jugadores de los Potros de Hierro, pero desafortunadamente no firmaron los documentos para presentar el reclamo y así obligar al plantel a que cumpla con los salarios atrasados.

El reglamento de la Liga Mx estipula que los clubes con adeudos no podrán realizar movimientos al régimen de transferencia. Ortiz aclaró que para hacer valer esa regla deben existir pruebas jurídicas y sólo a través del reclamo se podría pedir una investigación. Todo lo que se reclama de manera legal, lo hemos podido cobrar, aseguró.

Reiteró que el técnico Raúl Potro Gutiérrez sí presentó el reclamo correspondiente y por eso ya cobró lo que le debían. No obstante, en el caso de los jugadores señaló que ellos hablaron con la directiva y confiaron en que les pagarían, por lo que desconoce si existe un acuerdo confidencial entre ambas partes.

Los jugadores tienen derechos, pero también obligaciones, debían firmar los papeles del reclamo y seguir con el proceso legal. Hace falta un conscientización en los futbolistas sobre estos temas, apuntó.

Respecto del caso de Veracruz, club señalado de tener adeudos con los jugadores, Ortiz indicó que el organismo que preside sólo está al tanto de un pago retrasado a un jugador. Existía una indemnización pendiente a un futbolista y se acordó que se cubriría en varios pagos. Fue tema de un adeudo reconocido, dijo.

A diferencia de la Liga Mx, el draft de la liga de Ascenso tuvo fichajes polémicos como el regreso de Ángel Reyna a primera división con Toluca, así como la llegada de Emmanuel Tito Villa al Celaya y el fichaje de Enrique Palos con los Bravos de Ciudad Juárez.

El Atlante fue de los primeros equipos en realizar movimientos y adquirió a Sergio Bueno Pedraza, hijo del técnico del conjunto azulgrana, así como a Raúl Nava y Juan de Dios Hernández.

Los Potros dejaron ir a varios de sus jugadores como Irving Zurita, que jugará con Lobos BUAP, Fernando Herrera y Oscar Uscanga, quienes llegarán a Tampico Madero.

Con Información de Lajornada