Ciudad de México a 24 de Diciembre (CÍRCULO DIGITAL).-El presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), Héctor Padilla Gutiérrez, consideró que la diversificación de mercados es la respuesta a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del norte (TLCAN).

Al presentar el caso de Jalisco que exporta productos agroalimentarios a 88 países, Padilla refirió como prueba para ampliar los mercados, que el pasado 20 de diciembre firmó un convenio con la organización Rainforest Alliance, de acuerdo con un comunicado del organismo.

Este acuerdo, explicó, tiene por objetivo facilitar y diferenciar productos amigables con el medio ambiente, hecho que conviene al campo aguacatero jalisciense.

En ese evento, se reconoció la actitud de la rama del aguacate de la Asociación de Productores y Exportadores de Jalisco (APEAJAL), por el compromiso de apostar a favor del medio ambiente y la biodiversidad.

Padilla Gutiérrez hizo énfasis en que el dinamismo económico que ha tenido el aguacate en los años recientes en el sector rural jalisciense, ahora completará el perfil de este producto con la marca de la certificación ambiental de Rainforest Alliance.

Aclaró que esta certificación es diferente y complementaria a la otorgada por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica) y precisó que si en 2012 se producían en Jalisco 40 mil 485 toneladas de aguacate.

Para el presente año, se pasarán las 170 mil 320 toneladas, lo que tendrá un valor de dos mil 540 millones de pesos. Cierto es, admitió, que por cuestiones administrativas este fruto jalisciense aun no entra a Estados Unidos, aunque en 2016 se exportaron 69 mil toneladas a Canadá, países de Europa, Japón, Centro y Sudamérica, Hong Kong y Medio Oriente, previó.

Padilla Gutiérrez indicó que actualmente Jalisco exporta productos agropecuarios a 88 países y que algunos de estos mercados tienen especial interés por tener certeza sobre los procesos de producción, asegurando a los consumidores que el producto que están comprando ha sido cultivado y cosechado usando prácticas ambientales y socialmente responsables.

Por medio de este convenio y el trabajo en conjunto, añadió, se busca que la certificación les permita a los productores abrir o mantener mercados internacionales, así como impulsar el desarrollo rural sustentable bajo en emisiones en Jalisco.