Ciudad de México a 26 de Diciembre (FRANCISCO MONTAÑO /MENSAJE POLÍTICO/ CÍRCULO DIGITAL).-El presidente Enrique Peña Nieto utiliza un lenguaje tramposo cuando dice que pide a la Suprema Corte de Justicia de la Nación analizar la constitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior, porque la Corte sólo podrá hacer dicha revisión constitucional si algún interesado, con legitimidad, ejerce esa acción de control, no de oficio, señaló el senador Miguel Barbosa.

Vamos a ver, dijo, sí desde el poder se disuade a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para promoverla o se ejerce presión a los legisladores, para que no se compongan en un tercio de cada una de las Cámaras federales para poder hacerlo también

Y si se hace, agregó, vamos a esperar la autonomía y la independencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver.

Barbosa criticó al Presidente por promulgar y publicar la Ley de Seguridad Interior, sin escuchar a la sociedad, intelectuales, académicos, organizaciones sociales y organizaciones defensoras de derechos humanos del país y de muchas naciones del mundo.

Con la promulgación, dijo, Peña Nieto se distancia cada vez más de la realidad y de los mexicanos, desafía y rivaliza con la opinión pública nacional y extranjera.

El vicecoordinador del PT-Morena en el Senado, denunció que cuando Peña Nieto impulsa esta ley, obedece al gobierno de Estados Unidos qué quiere que el continente americano se militarice, pero también obedece a la oligarquía mexicana qué quiere un Ejército sin controles políticos reales, y lo quiere así por el inminente cambio de régimen qué ocurrirá en México en el 2018, advirtió.