+Tatiana Calderón, 24 años, corrió en el autódromo  Hermanos Rodríguez

+Bólidos que llegan a correr 413 kilómetros por hora

+La primera vez que aceleré parecía un juego de play station,  reconoció

 

 

Ciudad de México, 3 de noviembre (BALÓN CUADRADO).- Colombia es conocido por sus claroscuros: destacados narcotraficantes –hace algún tiempo–, su casi inmortal guerrilla –la más añeja del mundo, las FARC, surgidas en 1964, pacificadas hace dos años– bellas mujeres, personajes destacados como el pintor Fernando Botero y el escritor Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura. Ahora también brilla en deportes.

Para muestra un botón: el pasado fin de semana Tatiana Calderón,  bajó de un bólido convertida en la primera mujer latinoamericana al mando de un Fórmula 1, cuya velocidad máxima es de 413 kilómetros por hora.

“No se puede describir lo que se siente; la primera vez que aceleré parecía un juego de play station de lo rápido que te pasa todo… la frenada es algo increíble”, compartió la piloto colombiana al diario La Jornada.

Firmada como piloto de pruebas en Sauber al inicio de la temporada 2018, la corredora recibió la primera oportunidad de conducir un C37 Alfa Romeo Sauber, en una prueba de desarrollo durante 23 vueltas al trazado de 4.304 kilómetros del autódromo Hermanos Rodríguez, que le mereció el reconocimiento de la escudería.

Demostró que es una profesional, no cometió errores y fue más veloz que el piloto español Fernando Alonso en la carrera (del pasado domingo).

“Aunque Fernando sólo dio unas vueltas, aun así es un buen trabajo”, comentó Beat Zehnder, mánager del equipo suizo, único que se quedó sin desmontar en el padock del autódromo tras el Gran Premio de México, justo para la prueba de la corredora sudamericana.

“Después de esto ya no me quiero bajar de este auto; ha sido una gran experiencia, y hacer mi debut aquí en México ha sido algo muy especial”, señaló la actual corredora de GP3, categoría que acompaña a la Fórmula 1, junto con el mexicano Diego Menchaca en la Escudería Telmex, Telcel, Infinitum y Claro.

Tatiana, de 24 años y piloto desde los nueve, fue cuestionada sobre la sensación y la exigencia físicas al mando de un monoplaza F1.

“Obviamente siendo la primera vez, la instrucción es ir paso a paso; tengo que ir conociendo todo, pero no tuve ningún problema físico. Eso quiere decir que la preparación que hemos hecho ha sido en la dirección correcta y en cierto sentido me pareció un poco más fácil que el auto que conduzco en GP3.

“Ojalá que tenga la oportunidad de seguir demostrando que no hay ninguna barrera física y que las mujeres podemos, además de que hay un estudio que dice que nos adaptamos mejor a las fuerzas G, así que lo podemos hacer mejor en este deporte”, destacó.

Y respecto al plan de la Federación Internacional de Automovilismo de lanzar una categoría femenil de fórmulas, comentó que si bien puede ser una buena plataforma para quienes inician, “no veo la necesidad de un campeonato separado.

“En mi experiencia siempre he competido contra hombres y nunca he creído que no pueda ser tan rápida como ellos”, dijo la piloto, quien espera ascender en 2019 a la GP2, antesala de la F1”.

Después de ganar varios títulos nacionales de karts en Colombia y en Estados Unidos, Tatiana continuó su progreso en la categoría Star Mazda, como parte del programa Road to Indy, antes de mudarse a Europa.

Allá ha competido en la Euroformula Open, la Fórmula 3 Británica, la FIA F3 European Championship, la World Series Formula V8 y actualmente la GP3 Series, ésta última con el equipo suizo Jenzer Motorsport, además de ser piloto de pruebas del equipo Alfa Romeo Sauber F1.

Todo esto, con el respaldo y seguimiento personal del mexicano Fernando Plata, director de pilotos para Europa de la Escudería Telmex.