+”Si le dieron la pelea, ¿por qué no el PND?”, pregunta el diario La Jornada

+El periódico pone en tela de juicio el triunfo de Saúl Álvarez contra Gennady Golovkin

+La marchista Alegna González, el halterista Jesús Castillo y los entrenadores Iván Ruiz e Ignacio Zamudio, otros galardonados

 

Ciudad de México, 7 de noviembre (BALÓN CUADRADO/agencias).- Saúl Canelo Álvarez fue designado como Premio Nacional de Deportes (PND) 2018 en la categoría profesional. Después de una repentina sugerencia en octubre, durante la entrega del cinturón que lo acredita como nuevo campeón de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo, el reconocimiento parecía inevitable, aunque fue recibido con sorna por un sector de la prensa.

El diario La Jornada, supuestamente de izquierda –hace décadas es vocero del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador–,  en su minieditorial Sacapuntas, de la sección de deportes,  lanzó un dardo envenenado contra el rubio peleador:

Si le dieron la pelea, ¿por qué no el PND?” en referencia al segundo combate entre Álvarez y Gennady Golovkin, el pasado 15 de septiembre, que a todas luces merecía el púgil  kasajo, pero los jueces se decantaron por peleador jalisciense.

Hay quienes piensan que en la época de oro del boxeo mexicano, El Canelo sería un destacado sparring de algún campeón mundial como Ultiminio Ramos, Vicente Saldívar, Rubén Púas Olivares, Carlos Zárate, Salvador Sánchez o Pipino Cuevas, entre otros.

Su reconocimiento no tiene estímulo económico. Para la mayoría de los galardonados, premio consistirá en medalla de oro, roseta, estímulo económico por 796 mil pesos, además de diploma firmado por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en el que se expresarán las razones por las que se confiere dicho premio.

Este martes se dieron a conocer los ganadores al PND, donde marchista Alegna González ganó en la categoría de atleta no profesional; asimismo fueron reconocidos los entrenadores lgnacio Zamudio e Iván Ruiz. En deporte paralímpico el triunfador fue el halterista José de Jesús Castillo.

En la categoría I, por actuación y trayectoria destacada en el deporte mexicano resultaron ganadores Samantha Terán Quintanilla, jugadora profesional de squash y medallista en Juegos Centroamericanos, así como el empresario Olegario Vázquez Raña –quien heredó el control del deporte nacional que ejerció férreamente su hermano, Mario durante 40 años, hasta su muerte en 2015—, poderoso empresario de la industria mediática, único mexicano miembro del COI, y titular de la Federación Internacional de Tiro.

Enrique Peña Nieto y Olegario Vázquez Raña en un acto público en septiembre de 2015. Foto: Eduardo Miranda

(El presidente Enrique Peña Nieto y Olegario Vázquez Raña)

La lista oficial se anunciará el 9 de noviembre y se entregará el 2 de diciembre.

Este premio es un acto de justicia para el deportista más popular de este país, sostiene Ricardo Contreras, polémico presidente de la Federación Mexicana de Boxeo, quien registró la candidatura.

“Que se le entregue el máximo galardón para el deporte mexicano, puede reparar tantas críticas que recibe un atleta que sólo ha sido el más exitoso”, opina el federativo, con más de 20 años en el cargo, y quien es investigado debido a malos manejos por parte de la Comisión Nacional del Deporte y Cultura Física.

Desde que se sugirió la posibilidad de premiar a Canelo, Contreras celebró la eventual nominación, pues no hay ningún deportista mexicano en este momento, que tenga la proyección y fama de la que goza el tapatío.

“Premiar al Canelo no sólo es un acto de justicia a su carrera”, continúa Contreras, “también es un reconocimiento al boxeo, deporte que más medallas olímpicas ha dado al país y más campeonatos mundiales ha conquistado. Es el reconocimiento a una tradición nacional.”

Después del éxito mediático que representó el segundo combate contra el kazajo Gennady Glovkin, a quien venció el pasado 15 de septiembre en Las Vegas, y de firmar el acuerdo más lucrativo de la historia del deporte, por 365 millones de dólares en cinco años con DAZN, sólo faltaba el reconocimiento oficial. Y al fin llega.

“En México es muy difícil ser reconocido, sobre todo en el deporte”, filosofa Contreras.  “Es para celebrar que se le reconozca por su esfuerzo y por poner el nombre de nuestro país en los niveles más altos del deporte profesional”, agrega con su demagogia característica.

Resultado de imagen para fotos canelo alvarez pelea ggg

A pesar del éxito, Canelo suele ser criticado por un núcleo severo de los aficionados. Una reacción que ha sorprendido a antiguos detractores, como el ex boxeador Roberto Manos de Piedra Durán, quien dijo que no entendía por qué trataban al mexicano como un adversario.

“No sé si cambiará la actitud de quienes siempre le encuentran algo que criticar al Canelo”, plantea Contreras, “lo que sí creo es que este reconocimiento le servirá para callar algunas bocas.”

Recuerda a Álvarez como un boxeador amateur. Aquel niño pelirrojo que ganó una medalla de plata y una de oro en la Olimpiada Nacional Juvenil, un chico de 14 años con facultades para el boxeo que llamaban la atención. Un año después debutó como profesional en una carrera que ha ido en ascenso permanente.

“Nadie podía imaginar que ese niño pelirrojo, de origen humilde, un día sería uno de los deportistas que mayores ganancias acumula en el mundo”, recuerda Contreras.

En la ceremonia de octubre donde surgió la idea de nominar al Canelo, el titular del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla, resumió la propuesta y dijo que hoy había consenso nacional para que Canelo se revistiera de gloria.