Ciudad de México 24 Marzo  (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).- Durante un recorrido de vigilancia por la zona del Altiplano en Tamaulipas, inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuraron un centro de almacenamiento y transformación de materias primas forestales.

Lo anterior debido a que el lugar no contaba con la autorización de funcionamiento emitido por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos NAturales (Semarnat).

Durante la inspección realizada en el municipio de Miquihuana, Tamaulipas, se localizaron 59.870 metros cúbicos de madera en rollo de pino, de los cuales se aseguraron 27.55 metros a causa de no acreditar la procedencia legal del producto.

La Profepa dio a conocer que en caso que los inspeccionados no acrediten la procedencia legal de las maderas, podrían hacerse acreedores al decomiso de la materia prima forestal y una multa que va desde 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente.

Se impuso como medida de seguridad, la clausura temporal total del lugar y el aseguramiento precautorio de madera.