Cuestiona Mexicanos Contra la Corrupción percepciones en Suprema Corte

0
18

Ciudad de México, 14 Mayo (MENSAJE POLÍTICO/CÍRCULO DIGITAL).- Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) deben explicar públicamente las razones por las cuales se asignan los sueldos más altos del país, que incluso superan el del presidente de la República, consideró Ricardo Alvarado, investigador del grupo Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Aunque en la Constitución se establece que ningún servidor público puede recibir una remuneración mayor a la establecida para el presidente de la República, los ministros mantienen sueldos muy altos, casi al doble al que recibe el Ejecutivo federal, además de contar con otras prestaciones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador gana, por la función que realiza, un sueldo mensual neto de 108 mil 305 pesos, mientras que un ministro del alto tribunal percibe 204 mil 683 mil pesos netos, y esta cantidad al año suma dos millones 456 mil 196 pesos.

De acuerdo con el Manual de Remuneraciones del Poder Judicial, a los ministros también se les otorgan 444 mil 401 pesos por aguinaldo-prima vacacional y 415 mil 946 por concepto de pago por riesgo, entre otras prestaciones.

A principios de este año, el pleno de la Suprema Corte acordó, “como medida de racionalidad del gasto público”, que las remuneraciones de los 11 ministros se disminuyeran 25 por ciento, respecto de las percibidas en el ejercicio fiscal 2018, sin embargo, estos sueldos todavía están por arriba de lo que pudiera percibir cualquier funcionario público del país.

“No hay una explicación de esas personas que se asignan su propio salario, de por qué cobran lo que cobran, y deberíamos de tenerla, estoy totalmente de acuerdo en eso”, aseveró en entrevista con Notimex.

Coincidió en que cuando los ministros se asignan sus sueldos tienen que ser más conscientes y voltear hacia otros países, para ver cuánto ganan quienes realizan las mismas funciones que ellos, asimismo buscar la forma de reducir más sus salarios.

En ese sentido, consideró que la reducción del salario que hicieron los ministros de 25 por ciento este año, “es un pasito” y “lo que deberíamos hacer es mantener esta presión para que no se vuelvan a disparar sus salarios al casi medio millón de pesos mensuales”.

“Hacer cambios en la burocracia es muy difícil, y hacer grandes cambios es mucho más difícil… la Suprema Corte está en el camino adecuado, pero necesitan bajar un poco más”, dijo el especialista de Mexicanos Contra la Corrupción.

“Si los cambios son incrementales, es decir, chiquitos, pero en una misma dirección, durante el tiempo tienen la posibilidad de ser más exitosos en la burocracia, porque si bajas de golpe los salarios metes bajo mucha tensión a todo el sistema”, apuntó.

Explicó además que, de acuerdo con el espíritu de la teoría burocrática, la intención de dar salarios tan altos es que, al tener resueltas las necesidades financieras de ese funcionario, se garantiza que no quiera ir a trabajar a otro lado, hay certeza de que lleguen ciertos perfiles, con ciertas cualificaciones, y hacen su trabajo de manera “imparcial”.

“El hecho de que no necesites dinero hace, en teoría, que no aceptes una mordida para sacar una media jurisdiccional en un sentido o en el otro”, agregó Alvarado.

Ante ello, se le cuestionó si el espíritu de la de la teoría burocrática ha cumplido con su objetivo, y respondió: “tenemos la intención de que en algunos casos no; ¿la Suprema Corte se deja llevar por cuestiones externas a veces? pues sí”.

López Obrador ha señalado en reiteradas ocasiones que los ministros son privilegiados por tener los sueldos más altos y ha considerado que es necesario que ningún servidor público gane más que el presidente de la República.

El pasado 1 mayo, en su conferencia matutina, el Ejecutivo reiteró que va a seguir defendiendo que ya no haya sueldos “extravagantes”, como los que antes existían; “recuerdo que los altos funcionarios públicos eran de los mejores pagados del mundo”, dijo.

“Antes, sólo el presidente Obama ganaba más que los ministros de la Corte. No ganaba más el presidente de Francia, ni el de Alemania, ningún jefe de Estado o primer ministro de un país…hay pruebas de esto”, explicó López Obrador.

Consideró un abuso que, habiendo pobreza y tantas necesidades en el país, todavía haya funcionarios con sueldos tan altos; “ya está en la Constitución, en el artículo 127, que nadie puede ganar más que el presidente de la República; eso está aprobado, es constitucional, todos sabemos, no solo los abogados, de que la constitución es ley suprema, es la ley de leyes”, dijo.