+Investigaciones, denuncias, intrigas, paraísos fiscales, balaceras, en su oscuro historial

 

+Ejemplo porqué lleva 21 años sin título de liga

+Víctor Garcés, Billy Álvarez y Alfredo Álvarez, trinidad maldita de uno de los cuatro equipos más populares en México

Ciudad de México, 9 de septiembre (BALÓN CUADRADO).- Cruz Azul vive la encrucijada de su historia. Es uno de los cuatro equipos más populares del futbol mexicano –con América, Chivas y Pumas–. Hace 21 años que el equipo está huérfano de títulos de liga. Aunque ha conquistado siete coronas. La mayoría en la década de los 70s. Por eso su apodo de la Máquina.

Mas ahora es su propia antítesis.

Por eso, con sorna, incluso, popularmente, ya existe el verbo cruazulear, sinónimo de derrota. Pese a todo, su afición permanace fiel.

Fundado en 1931 es manejado bajo la figura de cooperativa cementara –una de las más importantes de América Latina–, esquema de organización que involucra que los beneficios o ganancias que genera se repartan entre los socios involucrados. Algo que durante los últimos años no ha funcionado.

En lo que va del siglo se ha caracterizado por ser objeto de  investigaciones, denuncias, dinero en paraísos fiscales, intrigas, en su oscuro historial. Es secreto a voces, en la parte deportiva, que entre casi una veintena de técnicos que han pasado por su banquillo, en poco más de dos décadas, hay quienes han pedido hasta 250 mil pesos por jugador para salir a la banca del equipo titular.

“La cloaca que desde hace más de 10 años enmohece la administración de la Cooperativa Cruz Azul estalló irremediablemente y salpicó de lleno a La Máquina y, desde luego, a la Federación Mexicana de Futbol (FMF), cuya normativa exige transparencia en el dinero que invierten sus socios en los equipos para evitar operaciones con recursos de procedencia ilícita”, resume hoy en diario La Jornada en su columna deportiva semanal, bajo la firma de Marlene Santos Alejo.

Y puntualiza:

«Letra muerta»

Desde enero del 2016 se reveló que de la empresa registró alrededor de 192 millones de pesos por servicios de consultorías y administración, según una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad.

Resultado de imagen para FOTOS GUILLERMO aLVAREZ cUEVAS, PRESIDENTE CRUZ AZUL

(Billy y Freddy Alvarez Cuevas, hermanos del diablo)

 

Sin embargo, estas empresas solamente funcionaban como una medida para evitar el pago de impuestos mediante facturas falsas, según el periódico El Economista.

La misma investigación reveló que los hermanos Guillermo –Billy– y Alfredo –Freddy– Álvarez Cuevas han evadido impuestos de paraísos fiscales en las Islas Caimán e Islas Británicas desde más de 15 años.

Las denuncias de los cooperativistas contra Billy, llegaron a la Suprema Corte de Justicia. En 2012 se destituyó a Billy de la dirección general.  Aunque éste apeló para retrasar las decisión y mantenerse en su puesto.

Incluso, el juez tercero de Distrito en Materia Civil en la Ciudad de México, Felipe Consuelo Soto, ordenó suspender a Guillermo  como director general de la Cooperativa Cruz Azul el pasado 22 de agosto a causa de un juzgado en el que la asamblea de cooperativistas decidió apelar –retirar– a Álvarez de su puesto.

Después, sin más explicación, la misma institución divulgó un comunicado mediante su vocero Jorge Hernández, quien aseguró que Billy se mantendría en el cargo.

“Los puestos directivos como los de los consejeros y directores son nombrados por la Asamblea General de la organización y un juez no puede destituir a ningún directivo”, argumentó Hernández.

Dentro de sus problemas institucionales, Billy –sin anuncio previo– fue representado en su cargo como presidente por Víctor Manuel Garcés Rojo, vicepresidente del Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul, AC, y su cuñado Alfredo Álvarez.

Resultado de imagen para Fotos Guillermo Álvarez Macías, Cruz Azul

La historia de los Álvarez Cuevas, Guillermo y Alfredo, incluido el cuñado Víctor Garcés, “es turbia, llena de vericuetos, traiciones, golpes bajos, balaceras, demandas y, por increíble que parezca, reconciliaciones”, analiza La Jornada.

Son capaces, agrega son ironía,  de “converger a pesar de que cada personaje sospecha hasta de su propia sombra, en aras de retener el control de la empresa cementera”.

Garcés el encargado de la renuncia de Ricardo Peláez, a causa de no permitirle tomar la decisión de quién sería el director técnico del primer equipo, imponiendo la llegada de Robert Dante Siboldi.

Garcés Rojo se mantuvo lejos de escena durante más de un año, incluso Peláez mencionó que durante su estadía como director deportivo siempre el contacto fue con Billy Álvarez, con Garcés únicamente tuvo una reunión.

Álvarez Macías falleció en 1976, en la década más ganadora de Cruz Azul. (Archivo)

(Guillerno Álvarez Macías –padre de Billy y Freddy–, quien dio brillo a la Máquina, falleció en 1976, heredó un demonio azul)

Víctor Manuel es conocido por un amplio historial negativo. En 2011 más de 11 mil socios de la cooperativa decidieron suspenderlo por ser el presunto responsable de un fraude por 400 millones de dólares –unos ocho mil millones de pesos–, que fue depositado en tres cuentas bancarias estadounidenses llamadas Lumar 1, Lumar 2 y Blue Eagle.

Después de ocho años Garcés vuelve a tener relevancia en cuanto al mandato del club deportivo, principalmente a causa de apoyar, supuestamente, a Billy Álvarez con el amparo que le permite mantenerse a la cabeza del poder de toma de decisiones del equipo.

Ante su falta de presentación en los últimos años, Garcés aseguró que “nunca se fueron” que sólo fue un pequeño paréntesis para enfrentar otros problemas relacionados a la institución.

José Luis Nassar, abogado penalista de Álvarez, confirmó que Billy continúa con las facultades como director general. A causa de la expulsión de Garcés, lo que involucra que no pueda tomar decisiones respecto al equipo.

De acuerdo con Marlene Santos, el caso de Cruz Azul «retrata» a una familia decidida a comprar jueces y leyes –lo han denunciado una y otra vez los disidentes– con tal de perpetuarse en el manejo de la Cooperativa. En efecto, cuando ya parece todo perdido, cuando el imperio de la ley asoma, emprenden otra embestida.

En la última etapa, Billy Álvarez fue acusado de hacer transferencias millonarias a empresas off shore y justificar con presuntas facturas falsas, escribe La Jornada, que coincide con la versión de El Economista.

En 2013 se desvela una denuncia por los delitos de operaciones de recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada (UEIORPI-FAM/AP/207/2013) que los aludidos logran nulificar.

Resultado de imagen para fotos presentación de Dante Siboldi, tecnico de Cruz Azul

(Óscar Pérez, ídolo en retiro, regresa a Cruz Azul, como entrenador de porteros)

Luego intentan una supuesta venta en el afán de quedarse con al menos 45 por ciento de los activos de la Cooperativa y sus empresas filiales, pero los cooperativistas intuyen el embuste y rechazan por unanimidad el proyecto, explica el diario.

Y detalla:

“El clan Álvarez se une y los opositores están en la mira; algunos, como Raúl Enríquez López, desistieron y se aliaron con ellos. A los más reacios les fabricaron denuncias penales: Juan Manuel Briseño estuvo encarcelado una semana en Oaxaca”.

El futbol y todo lo relativo al club se hacía de la “vista gorda”, agrega la reportera Santos Alejo, pero el pasado jueves en la noche el filme llevó un capítulo a la televisión.

Garcés Rojo tomó el papel protagónico en un programa de Espn. Orilló a Ricardo Peláez a dimitir. El viernes presentó a Dante Siboldi como nuevo estratega. Y se ostentó junto con, Alfredo Álvarez, como vicepresidente, asegurando siempre que Billy Álvarez aprobaba la maniobra.

Remata La Jornada:

“La FMF quedó en plan contemplativo, petrificada ante los acontecimientos en torno a uno de los cuatro grandes de la Liga Mx. Una versión asegura que Alfredo y Víctor tienen en sus manos a Billy con la exigencia de que rinda cuentas claras de los millonarios gastos realizados por el equipo en los últimos años. Algo que también debería interesar a los federativos.”

Inmaculados los zares del balón.