Tras la puerta del poder

 

Roberto Vizcaíno

Simplemente nadie la esperaba. El ministro Eduardo Medina Mora sorprendió a todos al presentar su renuncia la tarde de ayer ante el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, pero de acuerdo al … constitucional, para que sea efectiva, la tendrán que aceptar tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador y el Senado  

Y es que ningún ministro pude renunciar nada más porque sí, su dimisión tiene que ser por causa grave y eso debe calificarlo tanto el Presidente de la República como el Pleno del Senado.

Menudo lío.

Además, la tarde de ayer no había prueba alguna de que Medina Mora hubiera renunciado. Sólo había un trascendido que indicaba que “según fuentes del poder Judicial, el ministro de la Suprema Corte de Justicia, Eduardo Medina Mora, “presentó su renuncia al presidente de la Suprema Corte Arturo Zaldívar Lelo de Larrea”.

El trascendido no fue avalado por la copia de un texto, ni nada de eso.

La única validez de la dimisión la dio el silencio tanto del ministro Medina Mora como de la Suprema Corte, quienes ni salieron a desmentir tal renuncia, como suele ocurrir cuando no es cierto una información.

De igual forma se afirmó que la inesperada dimisión se da a causa de una investigación por parte de Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda sobre supuestas transferencias supuestamente hechas por el ministro a cuentas suyas de bancos ingleses en montos que no corresponden a sus ingresos.

Estas transferencias, según lo publicó El Universal el 5 de junio anterior, fueron reportadas a Hacienda por “agencias financieras del Gobierno de EU”.

El propio ministro emitió un comunicado días después negando todo y aclarando que no sólo hubo dolo en la información en que se le imputó transferencias más allá de sus ingresos, sino que el diario que lo publicó no le permitió aclararlo.

De confirmarse todo lo anterior, Eduardo Medina Mora, quien antes fue embajador de México en Washington y Procurador General de la República, renuncia 11 años antes de concluir su período de 15 años para el que fue electo como ministro.

La Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, en su artículo 99, indica que la renuncia de un ministro sólo será procedente “por causas graves” y será enviada al Presidente de la República, y si éste “las acepta”, serán enviadas al Senado para su aprobación.

De aceptarse, Medina Mora dejará una vacante entre los 11 ministros que integran la Sala Superior de la Suprema Corte.

Y se dará curso a la elección de un nuevo ministro, que será electo por el Senado de la República de una terna que deberá ser propuesta por el presidente López Obrador.

UN MINISTRO SOLO RENUNCIA POR CAUSAS “GRAVES”

El senador Ricardo Monreal, doctor en Derecho Constitucional, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado y líder de la mayoría de Morena en esa cámara, indicó:

“… pues es un hecho que nadie esperaba. Es un asunto inesperado de consideraciones y afectaciones a la República.

“Desde 1931, si mal no recuerdo, renunció un ministro Vázquez del Mercado, y algunos otros, pero han sido para promociones políticas, pero nunca una renuncia de esta naturaleza.

“Se supone que no pueden renunciar los Ministros, salvo por causas graves; y las causas se envían al Presidente de la República, es el procedimiento.

“De acuerdo con el artículo 98 constitucional, se envían la renuncia y las causas que se aleguen del Ministro renunciante al Presidente de la República.

“El Presidente debe de aceptar las causas, y luego de aceptarlas, también tiene que enviarlas el Presidente al Senado de la República las causas; y las causas también deben ser aprobadas por el Senado de la República. Así es que es un procedimiento…

“Sí, al Pleno, es mayoría simple, pero el Senado tiene que aprobar la renuncia del Ministro que en ese momento presenta esta dimisión.

“O sea, no es tan sencillo como: ya presento mi renuncia y ya me voy. No, primero se tiene que calificar la causa grave; si no hay causa grave, no puede haber renuncia de un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

Contrariado, Monreal dijo que ni Medina Mora ni nadie más le llamó antes para avisarle de esta dimisión ni sobre sus causas.

Monreal consideró que el presidente López Obrador o el Senado pueden decir que para ellos las causas de la renuncia no son graves y entonces puede darse el caso de que se le rechace la renuncia y se le llame a continuar en el cargo.

Sería, dijo, una “hipótesis jurídica extrema”.

MIENTRAS…

En San Lázaro compareció Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Hacienda quien  indicó que a fin de eficientar el presupuesto de las universidades, se fomentarán estrategias para la obtención de sus propios ingresos y aplicarán medidas de austeridad en su gasto.

El secretario de Educación Pública, tuvo que aguantar la toma de la ya “tradicional” toma de la tribuna por parte de diputados del PAN quienes le reclamaron haber entregado la rectoría del Estado en Educación a la CNTE.

Moctezuma, dijo que “se están estableciendo mecanismos de transparencia y rendición de cuentas de manera coordinada y acordada con las universidades y se fortalecerá la fiscalización para el seguimiento de la aplicación de los recursos y evitar cualquier tipo de desvío”.

Agregó que un tema fundamental es la fórmula de repartición de recursos, porque “la cobija es de un sólo tamaño y cuando se le da más a uno se le quita a otro.

 “Por eso, el principio fundamental es primero los pobres y esta fórmula debe privilegiar a zonas de muy alta marginación”, afirmó.

EN EL SENADO

A su vez en la otra cámara, el titular de Hacienda Arturo Herrera, destacó las medidas contracíclicas que el Gobierno de México implementa para hacer frente “a la disminución del dinamismo” en la economía nacional, ocasionada por condiciones coyunturales.

Al comparecer en esta cámara dentro de la Glosa del Primer Informe del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Herrera dijo “reconocer que el ejercicio del gasto se ha conducido bajo el principio de austeridad republicana y se ha apoyado en una amplia política de combate a la corrupción”.

Aseguró que el marco macroeconómico se ha ajustado, y la información del cierre prevista para 2019 se encuentra en línea con las expectativas del mercado. El ejercicio del gasto, agregó, se conduce bajo el principio de austeridad y se apoya en una amplia política de combate a la corrupción.

No se trata, dijo, de una cuestión simple, pues se ha tenido que balancear entre una ejecución oportuna del gasto, la captura de mayores ahorros, y de una mayor transparencia en los procesos de contratación.

Indicó que las condiciones económicas coyunturales por las que atraviesa México son, en gran medida, por el menor crecimiento de la economía mundial, debido a las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, el Brexit y el panorama poco halagüeño para las cinco principales económicas globales.

Arturo Herrera explicó que la guerrea comercial entre China y la Unión Americana generó una dinámica cada vez más volátil en los flujos de inversión y en precios de activos muy importantes. Resultado de ello, agregó, fue que a principios de agosto el precio de la mezcla mexicana de petróleo pasó de 55 dólares por barril a 47 dólares, en tan sólo tres días.

 

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa