+ Ligas Mx, de Ascenso, y Hacienda, firman convenio para evitar filtración de dinero sucio

 

+ Se trata de que clubes tengan mayor transparencia y eviten riesgos, señala Santiago Nieto, titular de la UIF

 

+ Apoyaremos en todo, afirma Enrique Bonilla, presidente de las ambas ligas

 

+Al menos 53.8% de clubes de la FMF, en todas sus divisiones profesionales,  juegan en zonas controladas por los principales cárteles de la droga 

 

+Más de una veintena de casos documentados del narcobalón en el balompié nacional desde la década de 1990 a la fecha

 

Jesús Yáñez Orozco

 

Ciudad de México, 22 de noviembre (BALÓN CUADRADO).– Firmaron histórico convenio de colaboración  las Ligas MX, de Ascenso, y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. La intención es inocular el ingreso de recursos de procedencia ilícita en el futbol mexicano. Ello obedece, entre otras cosas, a que hay más de una veintena de casos documentados de filtración de carteles de la droga en el balompié nacional desde la década de los 90s a la fecha –como el caso de la polémica venta de los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara–.

Por lo que el ente gubernamental, UIF, dejó claro que harán marca personal a todos los clubes para que no incurran en este tipo de prácticas.

México forma parte de las convenciones de Viena, de Palermo y de Mérida cuya acción es el combate a la corrupción. La GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional) emitió desde 2009 unas 40 recomendaciones a los países que conforman dichos grupos para investigar casos relacionados a actos delictivos en el deporte.

«Se trata de hacer que las operaciones que se realicen en torno al futbol sean virtuosas, que haya mayor transparencia y que los clubes eviten riesgos. La palabra central de este convenio tiene que ver con la prevención y la transparencia”, puntualizó Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF.

En un acto que duró un suspiro –alrededor de 15 minutos y con apenas cinco preguntas concedidas a la prensa–, en las instalaciones de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) en la ciudad de Toluca, estado de México,  se realizó la firma de un convenio que busca el intercambio de información de la Liga con la UIF.

De acuerdo con versiones periodísticas de 2017, al menos 53.8% de los clubes del futbol en México, entre la Liga MX, Ascenso MX, Liga Premier y Tercera División, tienen su sede en zonas donde operan los principales cárteles de la droga.

 

Foto

(Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, y Enrique Bonilla, presidente de la Liga Mx, tras la rúbrica del acuerdo)

El acuerdo se firmó después de que la UIF anunció hace unas semanas que investiga a los clubes de la Liga Mx por presunto lavado de dinero o ganancias ilícitas, como parte de la Evaluación Nacional de Riesgo impulsada por el gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Este convenio ayudará a que los jugadores no tengan incumplimientos fiscales, que equipos con méritos puedan ascender, que clubes de Primera División no pierdan su certificado y que futbolistas y directivas no pierdan sus litigios”, sostuvo Nieto.

Nieto explicó “desde el 2009 se estableció que era importante que las unidades de inteligencia financiera que forman parte de GAFI, desarrollaran metodologías de análisis para evitar que hubiera filtración de recursos de procedencia ilícita, particularmente en el futbol”.

Según datos proporcionados por la liga, el futbol en México es un negocio que genera 114 mil 800 millones de pesos al año, de ahí la recomendación de la GAFI de regular un negocio tan importante a nivel mundial, que incluye casas de apuestas.

“La Liga MX y Ascenso MX proporcionarán a la UIF información de las operaciones financieras concernientes a la adquisición de certificados, jugadores, jugadoras, datos relativos al cumplimiento de obligaciones, cualquier registro útil de inversión en el deporte del futbol, también cualquier información útil referente a afiliados y directivos” puntualizó Santiago Nieto.

Resultado de imagen para fotos Leones Negros de la UDG 1993

(Leones Negros de la UDG, uno de los primeros casos documentados –1993-1994– del narcobalón en el futbol mexicano)

Cuestionado si había un expediente por irregularidades en la operación de Cruz Azul o por evasión de impuestos en los dobles contratos con técnicos y jugadores, Nieto respondió, con la parquedad que lo caracteriza:

“No puedo dar datos sobre investigaciones particulares porque podría afectar los procesos de indagación”, pero confió que este acuerdo con la Liga MX es una buena oportunidad para evitar prácticas que se hayan presentado en el pasado”.

Incluso, debido a que quedaron vacíos informativos, el periódico el Economista buscó ahondar en las especificaciones del acuerdo celebrado, sin embargo el área de comunicación de la UIF declinó a conceder entrevista alguna.

A su vez, Enrique Bonilla, presidente de la Liga Mx y del Ascenso, anunció que los clubes se comprometen a proporcionar toda la información que requiera la UIF para cualquier investigación, incluso la relacionada con las transferencias de jugadores.

“Proporcionaremos las operaciones financieras así como la adquisición de jugadores y jugadoras, tanto los reportes relativos al cumplimiento u obligaciones de cada equipo, registro de inversiones o información útil referente a los afiliados o directivos”, argumentó.

El directivo anunció que se “homologarán las estructuras financieras para demostrar que queremos transparencia y haya una prueba de que queremos trabajar de la mano de las autoridades”.

Gema Ayecac, especialista en derecho tributario del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información (INAI) explicó a El Economista que el fin de celebrar un convenio como este no busca incriminar a los clubes como responsables de actividades ilícitas.

“La intención es volver a los clubes deportivos un aliado para incorporar nuevas bases de datos que permitan armar casos sólidos para llegar a los verdaderos responsables del lavado de dinero, que son quienes organizan las actividades ilícitas”, explicó Gema Ayecac .

Carlos Ahumada quien en 2003 se desempeñaba como dueño del León.

(Carlos Ahumada Kurtz, entonces dueño de Santos y León, uno de los personajes más controversiales en la historia del futbol nacional)

Aunque hasta ahora no se han confirmado casos de lavado de dinero en el balompié, sí ha habido episodios en los que se vio relacionado con este tipo de prácticas.

El más reciente fue cuando Tirso Martínez El Tío declaró en diciembre de 2018 en el juicio de Joaquín Chapo Guzmán que recibió dinero del narcotráfico para invertirlo en el futbol mexicano.

Rafael Márquez, ex capitán de la selección mexicana, fue señalado en 2017 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como presunto prestanombres del narcotraficante Raúl Flores Hernández, incluso las cuentas del entonces jugador fueron congeladas durante el proceso de investigación.

En otros temas de falta de transparencia financiera en la Liga Mx, destaca la polémica por los dobles contratos en Veracruz y la venta de la franquicia de Lobos Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) a Ciudad Juárez.