+Estudian ambiente virtual para animar estruendoso silencio de juegos

+Polémica por festejos en Alemania

 +Celebraciones sin sana distancia autoridades insisten en que se cumplan las medidas preventivas

 +El belga Boyata se disculpa por besar a compañero

 

Ciudad de México, 18 de mayo (BALÓN CUADRADO/agencias).- En Alemania, el regreso del futbol fue un suceso mundial. El primer torneo en volver a la cancha fue la Bundesliga. Y lo hizo con un silencioso estruendo, sin afición, inédito en la historia de este deporte, a falta de otras competencias, que aturdió al mundo.  Fue introducción a la nueva realidad del balón.

Eso sí: ofreció mísero espectáculo conforme a los tiempos del coronavirus: estadios vacíos, celebraciones nunca antes vistas en la cancha, sin contacto físico y polémica por los abrazos, incluso un beso al celebrar un gol. Y donde destacó la invisibilidad de la afición virtual.

Larga espera por el futbol fue consecuente, curioso, con este rotundo éxito extracancha. Sólo en Alemania, la compañía Sky batió su marca de audiencia: 6 millones de telespectadores en los cinco duelos del sábado. Doble de lo que suele registrar en sus canales de pago. Además de los más de 2 millones que los siguieron en los canales abiertos.

Porcentaje de audiencias era del 27.4% en los canales de pago y el 18.2% en el gratuito, siendo más del 60% en la franja de telespectadores de 14 a 49 años, récord absoluto para Sky.

Bundesliga se reanudó tras más de dos meses de paro forzoso por la pandemia. Los partidos se disputaron sin público en las gradas y bajo estrictas medidas sanitarias.

Por el momento, el campeonato es el único entre las grandes ligas europeas en haberse reanudado y España, Inglaterra e Italia esperar seguir el modelo alemán para completar sus respectivos torneos a partir de junio.

Balón Virtual

La era de los fans virtuales es un proyecto palpable. De acuerdo al New York Post, los canales ESPN, NBC, CBS y Turner Sports  experimentan utilizar la tecnología de realidad virtual para mejorar la experiencia de visualización en el hogar. Se ha revelado que la compañía estadounidense de medios Fox considera usar tecnología para incluir fans virtuales en sus transmisiones deportivas desde estadios vacíos.

Los clubes de la Premier League contemplan, incluso, ruido de público falso para partidos cerrados. La idea se encuentra en las primeras etapas de desarrollo y ha recibido opiniones encontradas de los tomadores de decisiones.

“Están buscando maneras de poner a los fans virtuales en las gradas, así que cuando ves una gran toma, parece que el estadio está repleto y, de hecho, estará vacío”, adelanta Joe Buck, locutor de Fox.

La revelación es la última innovación tecnológica que surgió a medida que las emisoras deportivas y los titulares de derechos buscan adaptar la producción en medio de la crisis. La implementación de ruido falso es una opción considerada para mejorar la transmisión.

ESPN adaptó su producción de Ultimate Fighting Championship (UFC) para intensificar el enfoque en la acción en el octágono y mejoró el audio de los luchadores.

Férreos controles

Si el protocolo exigió, además de controles médicos, la ausencia del público y resguardar el contacto de los jugadores en la cancha –la mayoría lo cumplió con toques de codos, botines o abrazos sin contacto–, fue notoria la contradicción cuando durante el partido se hizo evidente la proximidad y los roces que transgreden la sana distancia.

Foto

(Polémico beso de Dedryck Boyata besó a su compañero para celebrar anotación)

Así como las celebraciones que se vieron en el Hertha Berlín, donde no sólo se amotinaron como en un juego cualquiera, sino que incluso Dedryck Boyata besó a su compañero para festejar un gol.

La acción provocó la reacción de rechazo por lo simbólico mientras el mundo aún está paralizado y sufre por la pandemia del coronavirus. El jefe del gobierno de Baviera, Markus Söder, por ejemplo, instó a la Bundesliga a insistir en las medidas sanitarias.

El futbol cumple una función básica como modelo a seguir, por lo que se deben acatar las instrucciones y prestar más atención la próxima semana, declaró Söder.

Ante esto, Boyata se disculpó en redes sociales y publicó: “pido perdón por poner mis manos en la cara de @grujicmarko”, escribió el jugador belga.

“Le estaba dando instrucciones. Tenemos que ser cuidadosos ahora al jugar en esta situación. Debemos adaptar nuestra forma de jugar o celebrar”, agregó.

Este domingo continuó la jornada 26 de la Bundesliga con la actuación del popular Bayern Múnich, el gran favorito y líder, con una victoria 2-0 en la visita al Unión Berlín, con la aportación de la estrella polaca Robert Lewandowski con gol de penal. Se desarrolló, como todos, a puerta cerrada y con un estricto protocolo sanitario.

En el otro partido de este domingo, el Colonia igualó 2-2 en casa contra el Maguncia. El lunes se cerrará la jornada con el último duelo: Werder Bremen y Bayer Leverkusen.

En el estadio Alten Försterei de Berlín, se reunieron apenas 300 personas –entre ellas varios periodistas– que estaban autorizadas para entrar en el recinto, previo control de la temperatura. Poco antes del encuentro, la policía dispersó a unas decenas de aficionados, que habían acudido al lugar a ver de cerca a los futbolistas.

El atacante del Bayern Múnich, Thomas Müller, admitió que había excitación antes del partido, tal como experimentan al inicio de una campaña.

“Fue un poco como el primer duelo de la temporada en agosto, pero no estábamos nerviosos, sabíamos exactamente cuáles eran las condiciones de juego”, explicó Müller tras el encuentro en la capital.

Thomas Müller: Los números del delantero en el Bayern Munich

(Thomas Mueller, desconcertado por la nueva realidad del futbol)

“Cuando marcas, el primer impulso es ir unos hacia los otros. Y cuando lo haces, de repente te das cuenta de que no”, explicó sobre las recomendaciones de evitar celebraciones con contacto.

“Nos hemos hecho pruebas, nos protegemos, guardamos las distancias en el autobús, en el hotel, para evitar los riesgos de infección. Debemos también tener cuidado en el terreno de juego. Intentamos en la medida de lo posible evitar esos gestos que no debemos hacer”, agregó.

El arquero y capitán del Bayern, Manuel Neuer, por su parte destacó que “en un partido sin público los minutos parecen siempre muy largos. Tienes la impresión de que el encuentro dura más tiempo.”