TRAS LA PUERTA DEL PODER

Roberto Vizcaíno

El mensaje de la Cámaras Europeas de Comercio e Industria a Graciela Márquez, titular de Economía del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no tiene ni matices ni eufemismos: insistir en la cancelación de proyectos en energías limpias ya en curso cancelaría nuevas inversiones europeas en México.

Entre los inversionistas y empresarios de la Unión Europea, y sus gobierno, indican en el texto, hubo “asombro” por la decisión de la administración de López Obrador de frenar sorpresiva y unilateralmente el aprovechamiento de las energías renovables en el país.

Ello, agregan, “repercute negativamente” en el esfuerzo de producir de manera sostenible en México y afecta inversiones no solamente en energía también en otros sectores.

El conjunto de cámaras firmantes integra a más de 18 mil empresas, equivalentes al 26% del total de empresas extranjeras registradas en México, con más de 160 mil millones de dólares, es decir 29% de la inversión extranjera en este país.

El mensaje del comunicado es simple, sencillo: dice que, frenar estos proyectos merma la confianza por falta de seguridad jurídica, e impedirá la llegada de nuevas inversiones en éste y otros sectores.

Esta es la tercera carta que gobiernos extranjeros entregan a la administración de López Obrador por el mismo tema. La primera fue entregada en propia mano a la titular de economía por el embajador de Canadá en México.

Luego un grupo de embajadores de países involucrados en la expansión de energía solar y eólica en 18 estados del país y con inversiones multimillonarias en dólares y euros, publicaron en medios nacionales otra con el mismo mensaje.

Expertos y analistas nacionales, consultores y exfuncionarios del ramo, advirtieron que cancelar estos proyectos para darle curso al consumo de combustóleo y carbón en la producción de energía eléctrica por parte de la Comisión Federal de Electricidad, no sólo iba a producir mayor contaminación sino daría la puntilla a la ya exigua confianza de inversionistas nacionales e internacionales en el Gobierno de AMLO.

Y a además abriría costosísimos juicios en cortes y tribunales internacionales que al final impactarían en las finanzas nacionales.

Ayer las Cámaras de Comercio e Industria de Europa representadas en México no sólo reclamaron la cancelación de los proyectos de energía limpia, sino que manifestaron la preocupación de la Unión Europea por la “incomprensión que, a diferencia de la mayoría de los países de la OCDE y de América Latina, (ha mostrado) el Gobierno mexicano (que) no ha adoptado medidas suficientes de apoyo a las empresas formales en el país”, como consecuencia de los efectos de la pandemia.

Por todo lo anterior le piden “una reunión para ver de qué forma, las empresas que representamos, pueden seguir participando de forma segura, en el crecimiento del país”.

O sea, quiere garantías contra cualquier decisión de corte chavista ejercida desde la Presidencia.

“Observamos con preocupación que la confianza en México de un creciente número de inversionistas europeos se ha visto mermada por la falta de seguridad jurídica”, señalan en el texto.

Y es que, contra lo que establece la actualización del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea, el TLCUEM, y el Acuerdo entre México y la Asociación Europea del Libre Comercio, de abrir las puertas a nuevas inversiones y de crear empleos, las modificaciones a las reglas económicas vigentes “frenan el interés a favor del país e impiden la llegada de futuras inversiones”, insisten.

Todo ello por persistir en la necedad de producir gasolinas con petróleo pesado que deja un remanente de combustóleo que no tiene mercado y que sólo puede ser utilizado por la CFE.

Y con un impacto directo de un alza sustancial en las tarifas de energía de la CFE para empresas y hogares.

O sea… una decisión más de AMLO quien afirma que no gobierna con ocurrencias.

MONREAL PIDE UNIDAD

En este contexto y con los picos más altos y en crecimiento cada día de la pandemia del coronavirus, el senador Ricardo Monreal, presidente de la junta de Coordinación Política de la cámara alta, y luego de acudir a Palacio Nacional a un encuentro informativo y de análisis con el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que, para enfrentar y vencer al COVID19, “se requiere unidad, para luego recobrarnos de los devastadores efectos económicos. De eso conversé con el presidente Andrés Manuel López Obrador”.

Vía su cuenta de twitter, el zacatecano indicó: “todas y todos somos indispensables; nadie sobra. Lamentamos la pérdida de vidas humanas”.

Y es que, en estos días, contra las proyecciones oficiales que indicaban que se abatiría el número de infectados y fallecidos, estos han crecido exponencialmente para llegar sobre los 420 muertos cada 24 horas.

De igual forma Monreal aprovechó para exigir a sensatez a sus compañeros diputados de Morena, quienes presentaron una iniciativa para extinguir 44 fideicomisos públicos, entre ellos, el de Protección a Periodistas, el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE) y el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN).

Todo inició el miércoles, durante la sesión de la Comisión Permanente, cuando la diputada de Morena, Dolores Padierna presentó una iniciativa para desaparecer 44 fideicomisos.

La propuesta, cuya redacción lleva a absurdos, propone los diputados morenistas transformar los fondos, pero manteniéndolos como fideicomisos, pero sin recursos lo cual lleva a una interrogante lógica: ¿entonces cómo van a funcionar?

Frente a este peligroso galimatías legislativo y financiero, con indudables impactos negativos para la administración del Gobierno Federal encabezada por López ObradorMonreal dijo que esta iniciativa será revisada en forma interna y pidió a quienes la propusieron no precipitarse en dictaminarla.

Los senadores de Morena, dijo Monreal, van a actuar de manera congruente.

Entre los fideicomisos que Padierna quiere desaparecer se encuentran los vinculados al apoyo al cine mexicano (#FIDECINE).

En su proyecto de iniciativa Padierna plantea la modificación de 14 leyes y la abrogación de una, para dar cabida a la extinción de 44 fideicomisos y la continuidad de 4 fondos.

Con esto, afirma, el gobierno de López Obrador tendría recursos extraordinarios por 91 mil millones de pesos, para enfrentar la crisis sanitaria y económica por el Covid-19 y darle, también, continuidad a los programas sociales de bienestar.

Otros fideicomisos contemplados en esta intentona están los de Defensores de los Derechos Humanos; de Ciencia, Tecnología e Innovación; de Exbraceros; de Desarrollo, Agropecuario, Rural y Forestal, y referentes a Periodistas entre otros.

PRI IGUALMENTE EN CONTRA

Alejandro Moreno, presidente del PRI y de la Copppal,  dijo al respecto que “no podemos permitir que MORENA aplique ocurrencias de este tamaño un día sí y el otro también”.

Indicó que proponer la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), y otros “es poner en riesgo a dependencias paraestatales, entidades federativas y, sobre todo, a millones de familias mexicanas… ¡Basta ya de ocurrencias!, México requiere rumbo cierto”, subrayó Moreno.

 

….rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa